comer sobras hijos

¿Sueles comer las sobras que dejan tus hijos?

Comparte si te ha gustado

¿Y el bocadillo de nocilla? Esto es algo más habitual de lo que creemos entre muchas madres, aunque también hay padres que se comen las sobras de sus hijos.

comer sobras hijos

Hoy hago esta breve reflexión porque he observado esta costumbre en muchos padres de mi alrededor, padres que luego se quejan -nos quejamos- de que tenemos unos kilitos de más 😉 Es cierto que muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta, como un acto reflejo.

Y, ¿por qué lo hacemos? Por no tirarlo, ya que eso es lo que nos han inculcado a muchos desde pequeños. Cómo hay muchos niños en el mundo que no tienen nada para comer, nos lo comemos nosotros, a costa de nuestra salud. ¿No sería más fácil tirarlo a la basura? O si lo consideras “recuperable”, ¿guardarlo para otra comida?

Hace muchos años conviví durante casi un año con una familia americana. Una vez a la semana se cenaba “leftovers”, es decir, sobras. Ese día se ponían en la mesa las sobras de la semana, si las había. No se tiraba la comida, todo se aprovechaba, pero se comía a la hora de comer. Si no era suficiente, se preparaba algo más y ya está.

Si eres de los que habitualmente se come lo que dejan sus hijos en el plato, tal vez sea el momento de plantearse si la cantidad que les sirves es la correcta o no. Tal vez sea el momento de empezar a servirles un poco menos o a hacer un bocadillo más pequeño, para que no termines comiéndotelo tú.

Esa ingesta de alimentos que haces de más no forma parte de unos hábitos saludables de alimentación. Puede que seas de los que, además de comer lo que sus hijos dejan en el plato, se coman también su propia ración. Es decir, más de lo debido. O puede que seas de los que, por comer los restos de lo que dejan los niños, ya no hagan una comida adecuada.

En cualquier caso, comerse las sobras de los niños, esa manera de malcomer, no beneficia tu salud y tampoco tu bolsillo. Si lo haces por ahorrar, ¿qué ahorras?

Tanto si tienes hijos como si no, me gustaría que participaras con tus comentarios para compartir tu opinión y tu propia experiencia o la que ves a tu alrededor con relación a este tema.

Comer sobras de los hijos, ¿no crees que es un mal hábito que realizamos sin darnos cuenta?

Imagen Niño comiendo un bocadillo de Shutterstock

4 comentarios en “¿Sueles comer las sobras que dejan tus hijos?”

  1. Comedor de Sobras

    Me he emocionado leyendo este artículo. Me siento totalmente identificado. De hecho he llegado a esta página buscando en google un nombre a lo que me pasa, porque estaba convencido de que tenía que tener un nombre. Algo así como «Síndrome del comedor de sobras».

    Yo siempre he sido de comer bien de pequeño, y en casa de mis padres nunca hemos sufrido estrecheces económicas, así que ni recuerdo ni creo que me hayan dicho mis padres eso del hambre en el mundo.

    Ahora que tengo dos hijos, muchas veces terminó comiéndome no ya las sobras de mis hijos, sino las de ellos y las de mi mujer. No siempre sobra comida, ya que no siempre comen lo mismo, y así es difícil calcular las raciones, pero es una cosa superior a mis fuerzas. Siempre terminó diciendo, lo que sobra para el «cerdo».

    Tampoco ahora tenemos estrecheces económicas y realmente no pasaría nada por tirar esas sobras a la basura, pero es superior a mis fuerzas. Si sobra comida y no es mucha como para guardarla para comer al día siguiente… me la como. No puedo dejarla en el plato, me pongo nervioso.

    Lo peor de todo es que yo sí que les he dicho muchas veces lo de los niños que se mueren de hambre en África a mis hijos.

    Muchas veces que surge el tema con amigos o familiares suelo comentar que en alguna vida pasada debí morir de hambre, porque no puedo soportar que sobre comida. Por lo demás soy una persona deportista, y no estoy gordo. Tampoco tengo afán por comer y controló bien lo que como… siempre que no sobre comida en la mesa.

    Ya veo que no soy el único, y eso me tranquiliza.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba