Cómo y por qué debemos prevenir y reducir la contaminación ambiental

La contaminación ambiental es una realidad evidente en el mundo, aunque las grandes ciudades son las que mayores niveles de polución presentan.

reducir la contaminación ambiental

El aire puro que respiramos en la montaña tiene grandes cantidades de oxígeno porque las zonas verdes y los árboles producen grandes cantidades de oxígeno, pudiendo afirmar que los árboles son los pulmones del mundo.

En las ciudades, el vertido de aire contaminado procedente de vehículos, industrias, energías contaminantes, etc. provoca un aumento de la cantidad de gases nocivos para nuestra salud. Hablamos de gases como dióxido de carbono, nitrógeno, azufre y otras sustancias nocivas que provocan problemas de salud en las personas; en proporción, disminuye la cantidad de aire puro rico en oxígeno.

La Organización Mundial de la Salud concluye que la contaminación atmosférica provoca 1,3 millones de muertes anuales. De esta cifra, la mitad de los afectados viven en países en vías de desarrollo.

Consecuencias nefastas de la contaminación ambiental sobre la salud

Las personas de la tercera edad, los niños y aquellos que padecen enfermedades cardiacas y respiratorias son más propensos a sufrir los efectos nefastos de la contaminación ambiental, entre los que cabe destacar los siguientes.

  • Incremento de patologías respiratorias como asma, bronquitis crónicas e insuficiencia respiratoria.
  • Aumento de enfermedades cardiacas como cardiopatías isquémicas, insuficiencia cardiaca, etc.
  • Alergias.
  • Predisposición al cáncer – > Medidas para prevenir el cáncer

Principales fuentes de contaminación ambiental

  • La gran cantidad de vehículos que circulan por las urbes, si bien cada vez se encuentran con mayor frecuencia coches ecológicos.
  • La emisión de gases contaminantes por las chimeneas de las industrias.
  • Procesos para convertir combustibles fósiles en energía que se llevan a cabo en las centrales térmicas y lumínicas y otros utensilios como los que llevan aerosoles que también generan los conocidos gases invernadero.
  • Aparatos de aire acondicionado, ya que generan gases invernadero.
  • La ausencia de lluvias y el ambiente seco impiden que se limpie el aire contaminado.
  • La ausencia de árboles y zonas verdes cerca de las viviendas ya que contribuyen a la purificación del aire.
  • No reciclar las basuras.

Principales soluciones al problema de la contaminación ambiental

  • Reducir el uso de automóviles circulantes por las calles. Desplazarnos por las ciudades con trasporte público o compartir coche con otras personas para reducir el número de automóviles que circulan por las ciudades.
  • Tomar medidas para reducir la emisión de los contaminantes industriales.
  • Plantar árboles y crear parques en las ciudades: los árboles purifican el aire, de hecho, son los pulmones de la tierra. Tener macetas de plantas en casa.
  • Reciclar las basuras para evitar la emisión de gases nocivos.
  • Usar espráis insecticidas sin gases invernaderos como los ecológicos.
  • Emplear en nuestra vivienda bombillas de bajo consumo.
  • No derrochar el agua duchándonos en lugar de bañarnos. El agua purifica el aire contaminado y la lluvia es necesaria para limpiar las ciudades.
  • Abrir las ventanas para ventilar la casa.
  • Evitar fumar en los espacios cerrados.
  • Emplear campanas extractoras en la cocina mientras freímos los alimentos.
  • No abusar del aire acondicionado en casa.
  • Tener cuidado con los gases que desprenden las estufas; son mejores las estufas modernas.

 

Fuentes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com