Elegir bienestar en condiciones adversas

A menudo cuando hablamos de salud, de algún modo nos limitamos a la idea de no estar enfermos. Es por eso que me gusta más la palabra bienestar, sobre todo, porque como verás a lo largo del artículo, elegir bienestar es una opción realista y posible.

Elegir bienestar en condiciones adversas

También es verdad que cuando nos acostumbramos a ciertos achaques, el umbral de bienestar parece expandirse a un estado de resignación en el cual “podría estar peor”, nos sirve para no dar pasos en pos de la plenitud física y mental. A veces pienso que la semántica y las definiciones nos limitan…

Soy bailarina profesional retirada. Eso significa, entre otras cosas, que mi cuerpo lleva una carga de exigencia y exceso de trabajo a la que me he acostumbrado. Pocas veces considero que mi dolor de rodillas (por ejemplo) atente contra mi bienestar, pero sí lo hace porque me limita física y emocionalmente.

Elegir bienestar a pesar del dolor

Creo que a estas alturas por todos es sabido que el dolor físico sube los niveles de estrés y todo lo que esto conlleva a nivel mental y emocional a la larga. Es por eso que desde hace años mi gran cruzada es redefinir la salud y el bienestar.

Con mi dolor de rodillas puedo observar y aprender sobre mis enfados, mis dramas internos y mi sensación de inseguridad. El dolor está ahí, pero el sufrimiento desaparece.

Gracias a mi dolor de rodillas, me titulé como quiromasajista y ahora entiendo el cuerpo humano y sus articulaciones, igual o mejor que muchos fisioterapeutas. En la práctica, esto me sirve para cuidar el resto de mi cuerpo y para asistir a las personas que deciden trabajar conmigo.

He convertido mi dolor de rodillas en una herramienta de crecimiento.

elegir bienestar pese al dolor

En la cultura de la prisa, de las medicinas que tapan síntomas, de la competición y la mentalidad de escasez, parece que el espacio para el bienestar se relega a una clase de yoga a la semana y un fin de semana en el spa cada seis meses.

No nos damos permiso para estar bien… el sacrificio y el drama, una mentalidad un poco masoquista si le preguntásemos a Freud, dominan nuestras actividades diarias.

Elegir bienestar es tu recompensa

¿Cuántas veces has oído a alguien decir que “con todo lo que se ha sacrificado” debería tener recompensa?

Me atrevo a decir que la recompensa no le llega al que se sacrifica. La recompensa le llega a aquel que desde la responsabilidad y la sabiduría hace lo que está en su mano en cuanto a su salud, sus relaciones y el modo en el que se entrega al mundo, o como aún suelo oír “al modo en el que nos ganamos la vida”.

elegir bienestar está en tu mano

La vida ya la tenemos ganada, no sé en qué momento creímos haberla perdido, y siempre hay lugar para la mejora. Pero la mejora desde el amor, desde la entrega, desde la pasión y el talento de cada uno. No la mejora desde el castigo, la mentalidad de insuficiencia y el miedo al fracaso.

Porque el bienestar es algo que pocos conocemos, la plenitud a todos los niveles: el físico, el mental y el emocional.

Hace un tiempo leí que el dios personal de cada uno es a aquello a lo que entregamos la mayoría de nuestro tiempo (físico e intelectual).

¿A qué entregas la mayoría de tu tiempo?

¿Qué ocupa tus pensamientos cuando estás ilusionado, preocupado?

Cuanto más piensas en algo, ya sea en positivo o en negativo, más presente está en tu vida.

Es casi devoción religiosa lo que podemos ver en algunas personas en cuanto al trabajo, al dinero, a las quejas… olvidamos entregar nuestra energía a la construcción, a la hermandad, a la vida en sí.

Elegir el bienestar está en tu mano

Y es que la vida te lo da todo, lo bueno, lo malo y lo neutral. La única opción que tenemos nosotros es cómo reaccionamos ante ello, y tenemos dos opciones:

a) Con resignación: pensamientos negativos y culpando a terceras personas o a las situaciones; con lo cual nos quedamos en el mismo sitio alimentando el drama y a menudo empeorando.

⚠️ Ten cuidado con las personas tóxicas que actúan así y que perturban tu bienestar.

b) Con aceptación: mentalidad de aprendizaje y buscando alternativas u opciones; con lo que cual seguimos avanzando con fuerza en pos de nuestro bienestar y en general mejorando.

Siempre podemos elegir.

elegir bienestar y actitud positiva

Sé que si nos enfermamos es molesto, a veces puede dar miedo, pero la vida nos da de todo y en medio de los miedos siempre hay opciones para el bienestar, para sentirnos plenos, para crecer y estar en equilibrio emocional.

Siempre podemos elegir unirnos en el amor hacia la familia y evolucionar hacia el conocimiento y el crecimiento, o simplemente encerrarnos en el enfado que se contagia y hunde a cualquiera que tenemos alrededor.

Quizás creas que mi dolor de rodillas no es comparable a un cáncer, por ejemplo. Pero, en realidad, es lo mismo, si te fijas, es lo mismo: algo que no quieres y que preferirías evitar en lugar de aceptar lo que nos llega y crecer con ello, o algo que no quieres pero que aceptas porque ya está aquí y ves qué puedes hacer “con” ello.

Si la realidad es la que es, siempre podemos elegir el bienestar. La decisión es nuestra.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com