10 maneras sencillas de mantenerse en forma

Para mantenerse en forma, así como para aumentar tu bienestar físico y mental no necesitas entrenamientos agotadores, apuntarte a un gimnasio o hacer dietas estrictas que son desmotivadoras y prácticamente imposibles de seguir.

La clave está en equilibrar tu actividad física diaria con una alimentación adecuada para mantenerse en forma casi sin esfuerzo y obteniendo resultados muy positivos para la salud e incluso para perder peso.

Te proponemos 10 maneras sencillas de mantenerse en forma al alcance de todos los bolsillos, estilo de vida o estado físico y conseguirás alcanzar tus metas de acondicionamiento físico casi sin darte cuenta.

¡Prueba algunas de estas alternativas, adáptalas a tu ritmo de vida o preferencias y te sorprenderás de los resultados!

Entrenamiento en casa

Es posible crear una rutina de ejercicios sin salir de casa de forma cómoda, económica y adaptada a cualquier horario. Os sugerimos algunas propuestas:

1. Seguir vídeos de ejercicios

Es un recurso muy práctico para crear tu propia rutina de ejercicios y tonificar tu cuerpo. En algunas páginas web como YouTube, hay infinidad de vídeos disponibles y puedes incluso seleccionar ejercicios más específicos como: ejercicios para adelgazar, para tonificar glúteos, brazos y abdomen, etc…

2. Transformar tu casa en un gimnasio

Puedes crear tu propio espacio con apenas unos pocos accesorios como una colchoneta, kettlebells o pesas rusas y un balón de estabilidad o también llamado fitball. Son accesorios baratos y fáciles de adquirir a través de tiendas online como eBay. Si dispones de presupuesto y el espacio necesario, también es posible comprar de segunda mano un saco de boxeo y una bicicleta estática para añadir un poco más de variedad a tus entrenamientos.

3. Saltar a la cuerda

Para un entrenamiento de alta intensidad todo lo que necesitas y a coste cero es una cuerda de saltar. El esfuerzo que se necesita para saltar durante 10 minutos es el equivalente a correr 1,5km en ocho minutos. Es un ejercicio en el que utilizas todo tu cuerpo: las abdominales para mantener el equilibrio, las piernas para saltar y los hombros y los brazos para girar la cuerda. Si saltas a la cuerda de forma regular, conseguirás también mejorar tu tono muscular.

Saltar a la cuerda en casa para mantenerse en forma

Actividades al aire libre

4. Caminar más

Caminar es una actividad de bajo impacto y se adapta a todas las personas de cualquier edad y condición física. ¡Es posible perder peso incluso caminando! Las calorías quemadas cuando caminamos pueden variar entre 65 y 100 calorías por kilómetro recorrido, dependiendo de tu peso.

Cualquier actividad cotidiana, ya sea pasear a tu perro en el parque, caminar para ir al supermercado en lugar de coger el coche o bajarte del autobús o del tren una parada antes cuando vas al trabajo, puede ser un elección excelente para incorporar un poco de ejercicio físico a tu rutina diaria.

5. Correr

Para aquellos que son más activos y están habituados a practicar ejercicio con más intensidad y frecuencia, correr es una de las formas más asequibles para ponerse en forma.

Es una actividad ideal para practicar al aire libre, en cualquier lugar y en cualquier momento del día.

correr-para-mantenerse-en-forma

Si corres realizando un pequeño entrenamiento con intervalos, quemarás más grasa ya que ayuda a estimular el metabolismo y ayuda también a tonificar esas áreas más difíciles como la parte posterior de los muslos y los glúteos.

Para correr por intervalos, te aconsejamos que calientes durante 4 -10 minutos y lo combines con series cortas de intervalos a intensidad media de 1 a 2 minutos de duración.

Recuerda que cuando practicamos una actividad física es fundamental estirar antes de empezar a hacer ejercicio y estirar durante tres minutos al finalizar. Esto ayudará a aliviar la rigidez de los músculos y a evitar lesiones y calambres futuros.

Si estás buscando un refuerzo diario para el cuidado de las articulaciones y prevenir lesiones practicando ejercicios de alto impacto, es recomendable complementar tu alimentación con un suplemento de sulfato de glucosamina de alta calidad para proteger los cartílagos, mejorar la flexibilidad y mantener fuertes las articulaciones.

Alimentación saludable

Cuando se trata de seguir una dieta saludable, elaborar un plan semanal puede ayudar a ajustar el presupuesto en la cesta de la compra sin sacrificar alimentos saludables que son esenciales para mantener una dieta equilibrada.

6. Las frutas y verduras: base de una dieta saludable para gente activa

En lugar de comprar productos importados en cualquier supermercado que son casi siempre más caros, compra productos locales en las tiendas del barrio o en el mercado, son frutas y verduras de temporada de mejor calidad y conservan todas sus propiedades naturales.

Para mantenerse en forma, frutas y verduras

7. Elaborar un menú semanal de comidas

Incorpora aquellos ingredientes que ya tienes en el frigorífico y en la despensa, utiliza una lista de la compra para apuntar los productos que realmente necesitas. De esta manera no te dejarás llevar por las compras “compulsivas” y comprarás exclusivamente los alimentos saludables y necesarios para completar tu dieta diaria.

8. Cocinar platos de cuchara con legumbres

Los garbanzos, alubias, frijoles y lentejas son algunos de los alimentos más baratos que puedes encontrar en el supermercado. Las legumbres son bajas en calorías y grasa, pero son una excelente fuente de fibra, minerales y vitaminas como las vitaminas del grupo B.

9. Hidratarse

Se recomienda beber de 1,5 a 2 litros de agua al día para mantener un buen estado de salud. Es un hábito muy saludable, no aporta calorías y es esencial para eliminar toxinas y quemar grasa.

10. Consumir pescado azul

Es conveniente comer pescado dos o tres veces a la semana para obtener todos los beneficios del Omega 3. Los ácidos grasos esenciales Omega 3 ayudan a reducir el colesterol, a quemar grasa y mantener la masa muscular. Un recurso económico y al alcance de todos los bolsillos es consumir sardinas y caballa en conserva. Lo puedes añadir en tus ensaladas favoritas o como ingrediente estrella en un plato de pasta.

Y ahí lo tienes, 10 maneras de mantenerse en forma para poner en práctica y al alcance de todos los bolsillos. Te animamos a que adaptes estas alternativas a tu ritmo de vida para mantenerte en forma en cualquier época del año.

¿Qué otras maneras añadirías tú? ¿Cuál de las mencionadas sueles practicar habitualmente?

Imágenes de Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *