6 recetas y remedios caseros para la gripe

Si este año has caído en las redes de la gripe, existen algunos remedios caseros para la gripe muy fáciles de preparar que te ayudarán a recuperarte y a sentirte mejor antes.

En esta época del año es muy común caer en las garras de la gripe, ya que en otoño y principios del invierno se produce un brusco descenso de las temperaturas y es muy posible que el sistema inmunológico no cuente con las suficientes defensas para vencer el virus de la gripe.

A continuación, encontrarás una lista de remedios naturales que contienen ingredientes muy utilizados por nuestros antepasados y son efectivos para vencer la gripe. Estos 6 remedios caseros, están divididos entre recetas nutritivas y tisanas curativas para la gripe, que serán la clave para reponer fuerzas, sentirte mejor y volver a la rutina en unos pocos días.

3 recetas de sopas y caldos para la gripe

Esta recopilación de recetas son fáciles de preparar y no suponen tener que hacer grandes esfuerzos, especialmente cuando estamos atravesando una gripe. Además, cuando estamos enfermos lo que más apetece es tomar un caldito o una infusión bien caliente e irnos a la cama a descansar.

caldos y sopas para la gripe

1. Caldo de pollo

El tan popular caldo de pollo de la abuela es una receta sencilla y súper nutritiva. Probablemente nuestra abuela no sabía que este tipo de caldo es rico en zinc y hierro, unos minerales que marcan la diferencia frente a la gripe, porque además de ser un caldo con propiedades que ayuda a vencer la gripe, también ayuda a que limpiemos nuestro tracto respiratorio con más facilidad. Ahí va la receta:

Ingredientes

  • 1 pollo
  • 1 cebolla
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria grande o 2 pequeñas
  • 1 hoja de laurel
  • 1 ramita de tomillo
  • 1 vasito de vino blanco

Opcional: Añadir al gusto, cúrcuma y jengibre fresco.

La preparación es sencilla:

  • Pelamos y lavamos bien todas las verduras, las añadimos junto al pollo troceado a una olla, agregamos las hierbas junto con el vino, sal y pimienta (si te gusta, puedes también incluir la cúrcuma y el jengibre).
  • Cubrimos la olla con de agua y cuando empiece a hervir lo dejamos a fuego lento durante 1 hora y media ó 35-40 minutos, si usamos una olla exprés.

Y ya tenemos listo un caldito de pollo lleno de nutrientes y que, además, estará riquísimo.

2. Sopa de ajo

¿Puede haber una sopa más española que la sopa de ajo? Probablemente sí, pero esta sopa es la que yo recuerdo en las frías noches de invierno. Parece una sopa muy espartana y poco apetecible pero lo cierto es que es una bomba antiviral, lo cual nos beneficia mucho frente a la gripe así como frente a los resfriados y, además, está riquísima. Yo siempre recomiendo, al menos, probarla una vez.

Por cierto, el ajo interviene en la producción de glóbulos blancos que son los que nos defienden de las enfermedades, de ahí que sea tan saludable, pero ojo que si no te gusta el sabor del ajo existen opciones como los suplementos de ajo sin olor ni sabor, que aportan las mismas propiedades.

Los beneficios del ajo para la salud

Para los enamorados de esta sopa, ahí va la receta.

Ingredientes

  • 2 cabezas de ajo
  • 6 huevos (1 por persona)
  • 12 rebanadas de pan duro
  • 150 g de jamón serrano a taquitos
  • 2 litros y medio de agua o caldo de carne (podéis usar el caldo de pollo de la receta anterior)
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 2 cucharadas de pimentón dulce de la Vera (pero si no encontráis podéis usar pimentón ahumado)
  • 50 ml de aceite de oliva

Pelamos los ajos y los cortamos en láminas muy finas. Los reservamos en un plato, cuanto más fino cortes el ajo más fácilmente soltará los nutrientes que intervienen frente a los virus. A continuación ponemos a calentar el aceite en una cazuela grande y salteamos el ajo hasta que comience a ponerse dorado, no hay que encantarse porque se quema con facilidad. Le añadimos el jamón y removemos bien para juntar los sabores.

Añadimos el pan troceado en cubos, e damos unas vueltas y lo retiramos del fuego. Añadimos el pimentón, removemos todo bien y entonces es cuando agregarnos el agua o el caldo. Podéis mezclar parte de agua y de caldo también, eso ya a vuestro gusto.

Cocemos a fuego medio durante 20 minutos. No hace falta remover la sopa durante ese tiempo.

Por último, probamos la sopa para rectificar de sal y pimienta y le añadimos los huevos enteros a la sopa. Otra opción es añadir solo la clara y por último servir la yema en el plato para que se mezcle con el caldo. ¡Una sopa fácil y muy rica!

Medidas para la prevención de catarro y gripe

3. Sopa de cebolla

Puede que se trate de uno de los platos franceses más conocidos en todas partes, con su pan tostado cubierto de queso… ¡Una delicia! Pero además la cebolla tiene unas propiedades muy parecidas a las del ajo, por eso lo hemos seleccionado como un plato indispensable para tomar con cuenco, sofá y manta.

Ingredientes

  • 6 cebollas grandes dulces (de las blancas)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 60 g de mantequilla
  • 1 diente de ajo
  • 2 litros de caldo de carne
  • 12 rebanadas de pan del tipo baguette
  • 3 cucharadas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de azúcar
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 20 ml de brandy o coñac
  • 100 g de queso rallado tipo Gruyere

Pelamos y cortamos las cebollas en juliana y las reservamos. En una cazuela grande ponemos a calentar el aceite de oliva junto con la mantequilla, que es parte de lo que le da el peculiar sabor a la sopa. Cuando la mantequilla esté derretida con el aceite, añadimos las cebollas y el ajo picadito muy fino, la sal y la pimienta. Es importante añadir la sal en este punto ya que ayuda a que las cebollas suden y se ablanden.

Removemos con una cuchara de madera de manera envolvente hasta que la cebolla quede transparente, no debe dorarse. Es un proceso que requiere de paciencia ya que lleva unos 20 o 25 minutos. Si tapáis la cazuela evitara el color tostado que es lo que al final estamos buscando. Añadimos el azúcar y lo mezclamos bien para que no caramelice dorando las cebollas.

Luego espolvoreamos harina en la cazuela y removemos para mezclarla bien, añadimos el brandy y esperamos un par de minutos para que evapore el alcohol. Añadimos el caldo y llevamos a ebullición durante unos 20 o 25 minutos a fuego lento.

Por último, tostamos las rebanadas de pan, servimos la sopa en cuencos con el pan encima, añadimos el queso por encima del pan y gratinamos en el horno previamente precalentado hasta que se derrita el queso.

3 infusiones curativas para la gripe

Las infusiones herbales o tisanas, son otro de los remedios naturales muy efectivos para ayudar a curar la gripe y los resfriados, por sus propiedades medicinales y muy digestivas.

infusiones y tisanas para la gripe

1. Infusión de limón y miel

El limón es un antiséptico natural muy efectivo, que nos ayudará a mejorar la irritación de la garganta mientras que la miel suaviza y es rica en oligoelementos.

Esta infusión es muy fácil: exprime el zumo de medio limón en un vaso, añade una cucharada de miel y por último cúbrelo de agua muy caliente. Tómalo tantas veces como te apetezca.

2. Infusión de tomillo

Tanto el tomillo como el limón, tienen propiedades antisépticas y además es positivo contra la tos porque es espasmolítico y calmante. Por no hablar de que en España por suerte se trata de una hierba aromática que crece por todas partes.

Lo ideal es tomar una infusión de tomillo por la noche antes de irnos a la cama, para evitar la tos durante la noche.

3. Infusión de té verde y jazmín

Conocemos el jazmín porque muchos parques están repletos de él, pero ¿sabías que la flor del jazmín es ideal para ayudar con la gripe? Tiene propiedades antivirales y antibacterianas, como el ajo y la cebolla. No sólo ayuda a recuperarnos antes de la gripe sino que, si lo tomamos de normal, puede ayudarnos a prevenirla. Puedes tomarla a lo largo del día tantas veces como gustes.

Seguro que con todos estos remedios caseros para la gripe conseguirás encontrarte mucho mejor este durante los meses más fríos y combatir los virus.

Comparte con nosotros otros remedios caseros y naturales contra la gripe.

Imagen de Shutterstock: Mujer sonándose la nariz bajo la lluvia en otoño

Guardar

Guardar

Guardar

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *