Enfermedades de las glándulas paratiroides: hiperparatiroidismo e hipoparatiroidismo

Este artículo trata sobre las enfermedades de las glándulas paratiroides: el hiperparatiroidismo y el hipoparatiroidismo. Veremos sus causas, síntomatología, diagnóstico y tratamiento.

Enfermedades de las glándulas paratiroides

Qué son las glándulas paratiroides

La mayoría de las personas tienen 4 glándulas del tamaño de un guisante que se encuentran sobre la glándula tiroides en el cuello llamadas glándulas paratiroides. Su color es amarillento o rojizo y tienen una consistencia blanda.

Las glándulas paratiroides inferiores se encuentran en estrecha relación con el nervio laríngeo recurrente y la arteria tiroidea inferior. Las glándulas paratiroides superiores se encuentran en estrecha relación con la arteria tiroidea superior.

Histológicamente están rodeadas de una capsula y tienen 3 tipos de células: las células principales encargadas de la producción de la hormona paratiroidea y las oxifílicas y acuosas de las que desconocemos su función.

La paratohormona

La paratohormona es una hormona peptídica secretada por la glándula paratiroidea que interviene en el metabolismo del calcio y fósforo. Produce hipercalcemia o incremento de la secreción del calcio en la sangre en el hiperparatiroidismo y, en otras patologías, hipocalcemia con tetania en el hipoparatiroidismo y en otras anomalías.

Aumenta la resorción ósea al estimular los osteoclastos para resorber el hueso, liberando más calcio al torrente sanguíneo.

Desciende la concentración de los niveles de fósforo de la sangre al aumentar su excreción renal o hiperfosfaturia.

A nivel renal estimula la resorción de calcio en el túbulo distal e inhibe la resorción de fósforo en el túbulo proximal.

Aumenta la absorción intestinal de calcio y de fósforo.

Induce la hidroxilación a nivel renal de la vitamina D convirtiéndola en 1,25 dihidroxicolecalciferol también llamada 1,25 dihidroxivitamina D que estimula la transcripción de varias proteínas a nivel del enterocito que activan la absorción del calcio intestinal.

La regulación de la secreción de la paratohormona se debe fundamentalmente a los niveles plasmáticos de calcio en la sangre, ya que la máxima secreción se alcanza con niveles inferiores a 7 mg / dl y los niveles mínimos se alcanzan con niveles superiores a 11 mg/ ml, quedando una secreción basal.

Respecto al fósforo no hay mecanismos. Sin embargo, el incremento del fósforo determina la disminución del calcio libre porque se forma fosfato cálcico que estimula la secreción de la paratohormona.

Estimulan la secreción de la paratohormona las catecolaminas a través de los receptores beta, la histamina a través de los receptores H2, la dopamina, secretina y prostaglandinas E2 y los metabolitos de la vitamina D presentan un efecto inhibidor.

Las principales enfermedades de las glándulas paratiroides son el hiperparatiroidismo y el hipoparatiroidismo.

Hiperparatiroidismo

Consiste en la producción excesiva de paratohormona por parte de las glándulas paratiroides.

Hiperparatiroidismo primario

Sus causas son una inflamación e hiperplasia de las glándulas paratiroides. La enfermedad es más común en personas mayores de 60 años aunque se puede observar en adultos jóvenes. Las mujeres tienen mayor posibilidad de ser afectadas que los hombres y la radiación en la cabeza y cuello incrementa las posibilidades. Descartamos el cáncer de paratiroides.

Hiperparatiroidismo secundario

Se produce en todas las patologías que provocan un descenso de los niveles plasmáticos de calcio que provoca que se incremente la secreción de paratohormona por parte de las glándulas paratiroides.

Entre ellas se encuentran:

  • Deficiencia de calcio por ingesta insuficiente de calcio en la dieta o excesiva perdida de calcio en la orina.
  • Nefropatías e insuficiencia renal porque interfieren con la capacidad del cuerpo para eliminar el fosfato.
  • Enfermedades que dificultan la descomposición del fosfato en nuestro cuerpo como casos de desnutrición, malnutrición, algunos casos de cáncer e intoxicación por aluminio.
  • Trastornos de la vitamina D que se observan en niños con desnutrición y malabsorción y personas mayores que no reciben la luz solar. Se observa también en el raquitismo.

Sintomatología

  • Cambios en la personalidad del sujeto, depresiones.
  • Fatiga y debilidad muscular.
  • Náuseas y vómitos.
  • Disminución de la estatura.
  • Alteraciones óseas como osteoporosis con incremento de las fracturas óseas.
  • Osteítis fibrosa quística como complicación en la cual los huesos se tornan blandos y se deforman, se ocasiona dolor y se rompen los huesos en los brazos, las piernas o la columna vertebral.
  • Aumento de la micción.
  • Cálculos renales.
  • Dolor en la parte superior del abdomen.
  • Finalmente se complican con estupor y coma.

Diagnóstico

1 Historia clínica y sintomatología.

2 Análisis de sangre:

  • Hipercalcemia: los niveles de calcio plasmático son altos o mayores de 11 mg / ml.
  • Hipofosfatemia con los niveles de fosfato más bajos, los valores normales son de 2,4 a 4,1.
  • Niveles altos de fosfatasa alcalina por encima de 44 a 147 UI/lt.
  • Niveles elevados de paratohormona: los niveles normales de esta hormona son 10 a 55 picogramos por ml.

3 Radiografías óseas: se observan los huesos con la cortical más fina, más delgados y se visualizan imágenes de osteoporosis y osteopenia. Algunas veces se observan fisuras y fracturas óseas.

4 Ecografía renal: se visualizan cálculos renales u obstrucciones de las vías urinarias.

Tratamiento

1 Incremento de la ingesta de líquidos – > Cómo beber agua cada día

2 Practicar ejercicio físico de manera continua – > Cómo saber qué ejercicio me conviene más

3 Dieta baja en calcio. Nuestro organismo necesita ingerir 1200 mg de calcio al día para el correcto funcionamiento de los huesos, músculos y nervios pero en estas personas que tienen niveles elevados de calcio se aconseja reducir el consumo de calcio a 600 mg / día y esto se consigue consumiendo alimentos pobres en calcio como lentejas, frijoles, alubias, pollo, cerdo, algunos pescados como el bacalao, merluza, las zanahorias, las alcachofas, naranjas, fresas, frambuesas, kiwis.

En el enlace encontrarás una tabla donde se observa el contenido en calcio de algunos alimentos.

4 También se aconseja consumir alimentos ricos en fosfatos que contrarrestan los niveles elevados de calcio, proteínas y fibras que absorben el exceso de calcio de la sangre.

5 Medicamentoso con calcitonina y bifosfonatos que descienden los niveles de calcio en la sangre.

6 Etiológico tratando la causa o enfermedad que cause el hiperparatiroidismo:

  • Adenoma paratiroideo: quirúrgico.
  • Tratamiento de la nefropatía e insuficiencia renal si esta es la causa.
  • Tratamiento de la desnutrición y malabsorción, raquitismo y alteraciones de la vitamina D.

Hipoparatiroidismo

El hipoparatiroidismo es un trastorno endocrino por el cual las glándulas paratiroides no producen suficiente hormona paratiroidea.

Causas

  • Su causa más común es la cirugía de la cabeza y cuello con extirpación de glándulas paratiroides.
  • Trastorno autoinmunitario poliglandular con alteración de las glándulas suprarrenales que producen la enfermedad de Addison también.
  • Otras causas son los niveles sanguíneos altos de fósforo por encima de 4,5 mg/ml y los niveles bajos de magnesio (normales de 1,2 a 2,6 mg/ ml).

Sintomatología

  • Piel seca y escamosa con cabello reseco.
  • Uñas quebradizas.
  • Cataratas u opacidad del cristalino.
  • Calambres y espasmos musculares dando lugar a la tetania.
  • Convulsiones y epilepsias.
  • Dolor en la cara, piernas y pies.
  • Hormigueo en labios, manos y pies.
  • Esmalte dental debilitado.
  • Menstruación dolorosa.
  • Confusión mental y somnolencia.

Diagnóstico

  • Análisis de sangre que muestra los niveles bajos de calcio o hipocalcemia por debajo de 7 mg / ml, altos de fósforo por encima de 4,5 mg/ml, bajos de magnesio por debajo de 1,2 mg/ml y de la paratohormona por debajo de 10 picogramos /ml.
  • Análisis de orina para observar cuanto calcio se elimina por la orina porque algunas veces se observa hipercalciuria.
  • Electrocardiograma: arritmias.
  • Revisión por el oftalmólogo para comprobar la existencia de cataratas.

Tratamiento

  • Dieta rica en calcio con lácteos, algas wakame (es el alimento más rico en calcio). Ver la tabla de la composición de calcio de los alimentos.
  • Suplementos de calcio de herbolarios.
  • Administración de calcio intravenoso en caso de tetanias o convulsiones.

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com