Evita beber calorías que te impiden perder peso y no te sacian

beber calorías que te impiden perder peso

En este artículo veremos cómo las bebidas pueden aportar muchas calorías innecesarias y escasos nutrientes a la dieta, calorías que además de no saciar, te impiden perder peso o mantenerlo. Veremos cómo evitar beber calorías que te impiden perder peso y, además, no te sacian.

El artículo es una aportación de María Teresa Vázquez, médica especialista en anestesiología y reanimación. Maria Teresa forma parte de un equipo de cirugía de obesidad por lo que conoce bien las enfermedades y los sentimientos de las personas con sobrepeso.

En su opinión, en España se opera demasiada gente de obesidad sin haber agotado antes otros métodos menos peligrosos. En su blog escribe artículos orientados a perder peso y mejorar la autoestima y el bienestar.


Premisas para perder peso sin perder salud

Si tienes la sana intención de perder, o al menos controlar tu peso, no olvides ninguna de estas 3 premisas.

Primero: Mejorar la salud es siempre el primer objetivo.

La elegancia en el vestir es importante pero secundario.

Las dietas que no parecen saludables es porque no lo son.

Así de sencillo.

Segundo: Si la dieta que quieres seguir te hace pasar hambre… malo, porque no es sostenible y antes o después la vas a abandonar.

Tercero: Para bajar de peso no es tanto pasar hambre como comer bien.

Y aquí es donde enlazo con el tema sobre el que voy a tratar en este artículo.

Cuidado con lo que bebes si quieres perder peso

Las bebidas pueden ser un hueco por donde se cuelan muchas calorías mal aprovechadas.

Porque comer, hay que comer, pero siempre es mejor hacerlo aprovechando las calorías para que nos nutran bien y no hacer hambre de rebote antes de tiempo.

Y comer bebiendo no es buena idea porque masticar es uno de los mejores recursos que tenemos para saciarnos.

Una comida te “llena” más si la comes con cuchillo y tenedor que si lo pasas por una trituradora y te lo bebes.

Conclusión… las comidas mejor masticadas, porque sacian más y las bebidas sólo para hidratarte.

A nivel práctico esto quiere decir que hay que saber no sólo lo que comemos, también cómo comemos.

Éstos son los ejemplos más corrientes de “meter la pata” cuando quieres perder peso y bebes de más.

Los batidos no son buena idea para perder peso aunque estén de moda

Pueden ser muy sanos, dependiendo de lo que eches en la batidora claro está. Si sólo llevan verduras y frutas, sin edulcorantes, son muy sanos efectivamente. Pero estas verduras te llenarían por más tiempo masticadas que en un vaso y con pajita. Y aquí el problema no es solo que no se mastica.

Además, debes saber que las frutas y verduras son alimentos muy “amigables” para perder peso, por sus características: más del 60% son solo agua y encima fibra.

El agua no aporta calorías y la fibra casi nada.

Encima, la fibra actúa como una esponja: chupa agua de su alrededor y forma una pelota que llena y arrastra nutrientes directamente al inodoro.

Todo eso está muy bien. Pero en los batidos la fibra se rompe en trozos tan diminutos que deja de funcionar como una esponja.

Conclusión: cuando tomas batidos, ni masticas ni dejas que la fibra cumpla con su función…

Las verduras y frutas mejor en el plato.

¿Y los zumos de frutas?

Si en los batidos se machaca demasiado la fibra en los zumos se elimina del todo…

Solo pregúntate qué te llena más, ¿una sola naranja que te comes a mordiscos o un zumo de naranja que tiene las calorías de 3 naranjas? Con el zumo, tomas tres veces más calorías y te sacia por menos tiempo.

Refrescos… los mínimos posibles

Los refrescos industriales de toda la vida son solo una fuente de azúcares: malo para tu dieta y para tu salud.

Si se trata de refrescos “0”, no tienen azúcares pero es porque se han sustituido por edulcorantes artificiales.  Para que te hagas una idea, los refrescos pequeñis light de marcas conocidas, sólo aportan 4 kilocalorías y los grandes menos de 6, que es muy poco. Aún así no son buenos para bajar de peso.

Está demostrado que los edulcorantes producen hambre de rebote temprano y vas a picar cualquier cosa antes de tiempo.

beber calorías de refrescos

Las infusiones pueden ser buena opción

Las infusiones de sabores sin azúcar ni edulcorantes son una buena opción. Sólo tienes que aprender a apreciar estos sabores naturales: tila, manzanilla…

Si la infusión es té o café, tampoco debes pasar de dos-tres tazas al día porque te puedes intoxicar con cafeína y teofilina y tener temblor, diuresis exagerada (muchas ganas de orinar) e insomnio.

Aquí tienes las mejores infusiones para tu salud y bienestar.

Alcohol… sólo un lujo de vez en cuando

El alcohol es un tóxico que, además, aporta muchas calorías, casi tantas como el aceite. Tóxico y con muchas calorías: mala combinación.

Sin embargo, se trata de elemento que forma parte de nuestra cultura. Si quieres beber alcohol de vez en cuando te recomiendo que sea cerveza “sin”. Tiene menos de un 1% de alcohol cuando las cervezas normales tienen sobre 5-6%.

Conclusión: una caña de cerveza “sin” te aporta 40 kilocalorías, una rubia 90 y una negra 110. Compara.

beber calorías de alcohol

Agua, lo mejor para perder peso

Puedes beber toda la que quieras, pero te aconsejo que no a todas las horas.

Ya he dicho que el agua y la fibra son lo mejor para perder peso.

Beber agua es una forma excelente de saciarse sin calorías de más.

Un buen vaso de agua media hora antes de cada comida es muy buen hábito.

Además, hay muchos estudios que demuestran que cuando se tiene sed, tu cerebro puede confundir el mensaje “hay que beber” por el de “hay que comer” y tener hambre cuando en realidad solo tienes sed.

Solución: beber de 6 a 8 vasos de agua al día, y mejor entre las comidas y hasta las 5 de la tarde.

¿Por qué?

  1. Porque así vas a tener menos hambre.
  2. Al beber entre las comidas vas a tener las digestiones menos pesadas.
  3. Si bebes hasta las 5 de la tarde no vas a convertir tus horas de descanso nocturno en un ir y venir al baño.

Claro que, si padeces del riñón, alguna enfermedad hormonal o hipertensión que necesite varios fármacos para controlarse deberías hablar antes con tu médico.

Agua sin gas, con gas o con unas gotas de zumo. Cualquiera de éstas son ideales para saciarte, hidratarte y tener una experiencia agradable cuando quieres perder peso.

Ya sabes, evita beber calorías que te impiden perder peso y, además, no te sacian.

Guardar

Guardar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com