Los riesgos del plástico en la alimentación y alternativas saludables

En este artículo hacemos un respaso a los riesgos del plástico en la alimentación, es decir cómo influyen los envases de plástico en la salud, así como las opciones y alternativas saludables de que disponemos.

los riesgos del plástico en la alimentación

Los plásticos contienen sustancias tóxicas y bisfenol A, que es un compuesto altamente tóxico en nuestro organismo. Aunque este compuesto se elimine por la orina y no lo consumamos en nuestras comidas, estudios científicos de la universidad de Harvard han demostrado sus efectos perjudiciales sobre la salud.

Efectos nocivos de los envases de plásticos expuestos al calor

El plástico es un disruptor endocrino que afecta al funcionamiento normal de nuestras hormonas y cuando envases, envoltorios, bolsas, platos, vasos y cubiertos de plástico se calientan mucho producen efectos nocivos para nuestra salud. A continuación se exponen a algunos de los efectos que causa el plástico en la alimentación.

  • A nivel reproductivo se asocia a una disminución del número de espermatozoides debido a un mal funcionamiento del proceso de espermatogénesis y compite con los estrógenos afectando a la fertilidad femenina.
  • Altera el cerebro y el comportamiento debido a sus efectos negativos sobre la diferenciación de neuronas y los sistemas mediados por dopamina y glutamina.
  • Aumenta el nivel de lípidos provocando enfermedades asociadas a la acumulación de grasas como los trastornos del corazón, aterosclerosis arterial, infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares.
  • Se produce resistencia la insulina pudiéndose derivar en diabetes tipo 2.
  • Es un factor de riesgo de diferentes tipos de cáncer: mama, útero, ovarios, vagina, cérvix, pulmón, cerebro, leucemias, linfomas, próstata, hígado y riñón.
  • Es un factor de riesgo en procesos alérgicos y enfermedades intestinales.
  • Parkinson.
  • Autismo.
  • Síndrome de déficit de atención e hiperactividad.

Alternativas saludables al consumo de plástico

Las alternativas saludables planteadas suponen un beneficio tanto para nuestra salud como para nuestra economía.

Botellas, envases, envoltorios, cajas, bolsas, juguetes, cubiertos, platos y vasos de plástico deberían ser sustituidos por otros. En nuestra mano están muchas opciones a la hora de comprar o actuar en un sentido u otro.

  • Las bolsas de plástico pueden sustituirse por bolsas de tela donde llevar nuestras cosas.
  • Los envases de plástico, por envases de vidrio.
  • Las cajas de plástico, por cajas de vidrio o de madera.
  • Los vasos de plástico, por vasos de vidrio.
  • Los platos de plástico, por platos de loza.
  • Los cubiertos de plástico, por cubiertos de metal.

Además, podemos elaborar compost con los restos de frutas y verduras, compost que podemos emplear para abonar las plantas del jardín. Éstas se verán mucho más hermosas.

También podemos utilizar cantimploras metálicas o botijos para llevar el agua en lugar de usar botellas de plástico fuera de casa.

Y en casa, podemos guardar y conservar los alimentos del frigorífico en bolsas de silicona en lugar de en bolsas de plástico.

Evitar muchos de los riesgos del plástico en la alimentación está, por lo tanto, en nuestra manos. Tan sólo tenemos que adquirir hábitos saludables que alimenten nuestro bienestar.

Infografía 9 consejos para reducir el consumo de plástico

Infografía 9 consejos para reducir el consumo de plástico

Fuentes

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com