¿Por qué hay tantos tipos de Yoga? Historia de los principales estilos

No es la primera vez que hablamos del yoga esta web. Hemos tratado los beneficios del yoga para la salud y hemos aprendido cómo practicar 9 posturas de yoga para principiantes (para hacer en casa). En este artículo, cortesía de Alberto G. Güitrón escritor en BookYogaRetreats.com, descubriremos porqué hay tantos tipos de yoga a la par que hacemos un breve repaso a la historia de los principales estilos.

¿Por qué hay tantos tipos de Yoga?

¿Por qué hay tantos tipos de Yoga?

Ashtanga, Kundalini, Vinyasa, Bikram, Iyengar […] ¿Qué son todos estos trabalenguas que se hacen pasar por tipos de yoga?

Hoy en día pareciera que hay cientos de formas de hacer yoga, desde los muy tradicionales estilos como Yin, hasta los más excéntricos como yoga con cerveza, cabras o cualquier otro animal acompañando la práctica.

Pero, ¿por qué hay tantos tipos de yoga? ¿Qué no debería ser la misma esencia sin importar el estilo? Al final, toda la yoga consiste en hacer posturas sobre un tapete, ¿no es así? Sí, y no.

La esencia del yoga va en realidad mucho más allá de unas cuantas posiciones semi-circenses. El yoga como tal tiene más de 5 mil años de antigüedad y no se inició con un grupo de personas haciendo secuencias de saludos al sol.

Empezó como una filosofía en el sur de Asia, ilustrada en los Sutras de Patanjali, que con el paso de los años ha ido evolucionando hasta convertirse en la popular disciplina física, mental y espiritual que conocemos hoy en todo el mundo.

En general, Hatha Yoga es la yoga física que se hace prácticamente en todo el hemisferio occidental; ésa que se ofrece en cientos de gimnasios, estudios y lugares públicos a cuyas clases asisten mujeres en leggings pegaditos y hombres con atuendos medio hippies. En otras palabras, Hatha Yoga es toda la yoga que involucra movimiento y diferentes posiciones corporales o asanas.

Breve historia de los principales estilos de yoga

Y entonces, ¿cómo es que surgieron tantos estilos de yoga? A principios del siglo XX, el maestro Krishnamacharya comenzó a experimentar con las posturas del Sritattvanidhi (libro más antiguo que documenta asanas).

Iyengar y Ashtanga Vinyasa

Krishnamacharya, junto con dos de sus más destacados alumnos, B. K. S. Iyengar y Pattabhi Jois, modificaron estas posturas, inventaron variaciones y las complementaron con rutinas de gimnasia para así crear dos de los estilos de yoga más populares: Iyengar y Ashtanga Vinyasa.

Iyengar se enfocó en la alineación del cuerpo con fines fisioterapéuticos y añadió ciertos objetos para facilitar su ejecución; Pattabhi, en cambio, fundó su estilo en la meditación de los ocho pasos (Ashtanga) y le agregó ejercicios aeróbicos sincronizados con la respiración. Es por eso que, hoy en día, toda sesión de yoga que se guíe por inhalaciones y exhalaciones es considerada Vinyasa, incluso si no se siguen las series preestablecidas en Ashtanga Vinyasa.

Bikram y Hot Yoga

Los cambios y demostraciones de los primeros maestros de la yoga moderna hicieron un boom en occidente. Fue cuando muchas personas vieron la oportunidad que se abría para propagar la práctica de la yoga y, ¿por qué no decirlo?, convertirla en un negocio también.

Bikram Choudhury (en la imagen) emigró a los Estados Unidos con un nuevo estilo basado en una rutina de 26 posturas a la que acreditaba la exitosa rehabilitación de su rodilla. Asimismo, tratando de replicar las condiciones calurosas que vivía en India, decidió que sus clases iban a ser impartidas en un estudio a 40°C.

estilos de yoga Bikram Choudhury

La popularidad de esta yoga creció rápidamente por todo Estados Unidos y el resto del mundo, convirtiendo a su fundador Bikram en una celebridad. Posteriormente, esta fama le cobraría factura, ya que le trajo escándalos y demandas por acoso sexual, racismo y homofobia. Es por ello que muchos profesores decidieron dejar de llamarla Bikram Yoga y pasó a tener el nombre de Hot Yoga.

Sivananda Yoga

Para que la expansión siguiera, era necesario que se comenzaran a formar instructores de yoga. Vishnudevananda Saraswati fue un discípulo de Sivananda Saraswati, maestro espiritual y promotor de la yoga, quien se encargó de establecer uno de los primeros programas de entrenamiento en occidente: los Centros de Yoga Vedanta Sivananda.

Es así como se popularizaron los profesorados de yoga y se creó una nueva escuela o estilo en Sivananda. Actualmente siguen ofreciendo cientos de programas para convertirse en maestro de yoga en muchas partes del mundo.

Anusara y Jivamukti

Como era de esperar, con el paso del tiempo muchos estilos nuevos se derivaron de Iyengar y Ashtanga Vinyasa. Tal es el caso de Jivamukti Yoga, que en 1984 salió a la luz en Estados Unidos de la mano de David Life y Sharon Gannon; basando sus enseñanzas en cinco principios de escrituras, devoción, no-violencia, música y meditación.

De la misma manera, el maestro de yoga John Friend inventó el estilo Anusara en 1997. Asunara es considerada una variedad de Iyengar un poco más flexible y con sentido del humor. Su principal objetivo es que el practicante se sienta pleno y con buen estado de salud.

principales estilos de yoga

Yin y Kundalini

Vale la pena resaltar que ciertos estilos de yoga que de cierta forma ya existían antes de Iyengar y Ashtanga Vinyasa. Tal es el caso de Yin Yoga, cuyo fundamento es el mantener posturas durante largos períodos de tiempo. Esa forma de hacer yoga ya la habían implementado muchos maestros en oriente desde épocas antiguas. Sin embargo, no llegó a Norteamérica y Europa sino hasta finales de la década de los 70s cuando el campeón de artes marciales, Paulie Zink, atribuyó parte de su éxito a esta técnica de Hatha Yoga que le daba bastante flexibilidad.

Por otro lado, Kundalini es una filosofía cuyo objetivo es el despertar de la consciencia, es por ello que se podría decir que es tan antigua como la misma yoga. No obstante, como a esta altura ya se podrá deducir, este conocimiento que era oculto, no hizo su aparición en occidente hasta 1969 cuando Yogi Bhajan lo llevó a Estados Unidos.

Cuando se combinó el Kundalini con la práctica del Hatha Yoga, es que surgió un nuevo estilo que combina posturas corporales, meditación, ejercicios de respiración (Pranayama), cantos y mantras, convirtiéndose así en un estilo de yoga muy diferente al resto.

tipos de yoga

Yoga de la cerveza y más cosas extrañas

Hablando de cosas muy diferentes al resto, en años recientes hemos visto la aparición de peculiares variaciones de la yoga. Tal es el caso de yoga con cerveza, cuya locura se desató en Berlín, en un bar que ofrecía clases de yoga mientras los consumidores disfrutaban de su cerveza. O el sin fin de animales que acompañan a los practicantes como cabras, gatos, vacas, etc.

Como conclusión, hay tantos estilos de yoga porque muchos maestros que la han transformado, dándole un toque personal y fundando nuevas corrientes.

Y naturalmente, como ocurre con cualquier actividad humana, ésta evoluciona y a través del tiempo la mente del hombre idea diferentes formas de practicarla; aunque al final siga siendo lo mismo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto G. Güitrón escritor en BookYogaRetreats.com, mexicano y ferviente entusiasta de la Vinyasa Yoga. Ha sido publicado en medios electrónicos como Huffington Post, The Wellness Universe, Get a Wingman, Yoga Matters, Bad Yogi, Do You Yoga, entre otros. Además de haber publicado una novela titulada El Sueño de Unos en 2016.

Fuentes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com