Intoxicación por medicamentos: guía para actuar en cada caso

La intoxicación es la entrada de un tóxico en el organismo en dosis lo suficientemente fuertes para provocar un daño. En el caso de intoxicación por medicamentos, lo usual es que produzca por sobredosis.

La mayoría de las intoxicaciones por medicamentos suceden por accidente y una actuación rápida puede salvar la vida de una persona.

El grado de intoxicación depende de las características de la droga ingerida y de las condiciones personales del sujeto que ingiere la droga.

Recomendaciones sobre el consumo de medicamentos

Vías de intoxicación por medicamentos

Vía digestiva

La ingesta se realiza por vía bucal o anal. Sus causas son la ingesta excesiva de medicamentos por vía oral o las interacciones medicamentosas entre varios fármacos o entre un fármaco y el alcohol o algún alimento potenciando sus efectos indeseables dañinos.

Vía inhalatoria

Se produce por inhalar cantidades exageradas de fármacos administrados en forma de aerosoles que producen trastornos respiratorios.

Vía dérmica

Se produce tras la aplicación desmesurada de cremas y lociones dérmicas elaboradas con medicamentos.

Vía sanguínea

Sucede cuando la sobredosis del agente medicamentoso pasa directamente al torrente sanguíneo como en el caso de las administraciones intravenosas de medicamentos.

Tipos de intoxicaciones por medicamentos

Intoxicaciones agudas

Este tipo de intoxicaciones son las que se producen las primeras 24 horas siguientes al consumo de grandes dosis de tóxicos y una vez eliminada la causa no dejan secuelas en la persona afectada.

Intoxicaciones crónicas

En este caso, la persona ha estado expuesta a bajas dosis de la droga y de manera periódica. La intoxicación se produce poco a poco, deja un efecto tardío y secuelas en algunos casos como puede suceder en los trabajadores expuestos a pinturas, goma o plomo.

intoxicación por medicamentos

Signos y síntomas de una intoxicación por medicamentos

Síntomas neurológicos

  • Dolor de cabeza, pérdida de conciencia, estupor, coma y convulsiones.

Síntomas respiratorios

  • Falta de aliento, sensación de ahogo, tos y dolor al inhalar.

Síntomas digestivos

  • Vómitos, diarreas, falta de apetito, náuseas, mal aliento (olor extraño e inusual con quemaduras en los labios y boca).

Síntomas cutáneos

  • Erupciones en la piel, quemaduras, sensación de hormigueo en manos.

Síntomas generales

  • Visión doble, fiebre, palpitaciones, labios azulados, descontrol de los esfínteres y dolores generalizados.

Efectos a largo plazo de una intoxicación

Efectos carcinógenos

Determinadas sustancias, al pasar por las células, las alteran haciendo que se reproduzcan descontroladamente dando lugar a tumores malignos.

Efectos genotóxicos

Son aquellos que provocan cambios en la estructura genética de la persona alterando el ADN y provocando grandes daños e incluso la muerte de la persona.

Efectos teratogénicos

Algunos fármacos que ingieren las mujeres embarazadas atraviesan la placenta provocando malformaciones fetales en el embrión y abortos tardíos.

Cómo actuar en caso de un intoxicación medicamentosa

Acudir al médico con una buena historia clínica con datos del paciente:

  • Edad, peso, relación de parentesco de las personas que lo acompañan.
  • Nombre de las sustancias ingeridas y la cantidad aproximada.
  • Hora de la ingestión.
  • Intencionalidad.
  • Antecedentes personales de la ingesta del tóxico.

Estabilización rápida del paciente valorando la temperatura inicial, la frecuencia cardiaca, la frecuencia respiratoria, la presión arterial, el tamaño de las pupilas, el estado de perfusión o llenado capilar, el aspecto de la piel y la presencia de cianosis. Es necesario una evaluación rápida inicial y actuar rápidamente en el caso de que la salud del paciente sea grave así si hay depresión respiratoria se necesita una intubación endotraqueal y la administración intravenosa de medicamentos.

Identificación del tóxico o de la sustancia ingerida

PARACETAMOL

  • Provoca náuseas, vómitos, malestar general, pérdida del apetito, dolor abdominal, ictericia, somnolencia e irritabilidad.
  • Algunas veces desencadena fallo hepático provocando un aumento de las transaminasas que se elevan por encima de 1000 U/L y la prolongación del tiempo de la protrombina.
  • Su antídoto es la N-acetil cisteína.
  • Muchas veces necesita de lavado gástrico, administrar carbono activado.

SALICILATOS o ASPIRINA

  • Producen náuseas, vómitos, hiperapnea, tinnitus, fiebre, desorientación, letargia, convulsiones, dolor abdominal, colapso cardiovascular, coma y paro respiratorio en casos severos.
  • Alcalosis respiratoria con acidosis metabólica y alteraciones hidroelectrolíticas.
  • La dosis tóxica es de 150 a 300 mg.
  • No tiene antídoto específico.
  • Se deben tratar con lavado gástrico, carbono activado y en caso de ingestión masiva ingreso hospitalario o en el instituto de toxicología.

ANTIINFLAMATORIOS NO ESTEROIDEOS O AINES

Dentro de este grupo de antiinflamatorios hay varios subgrupos:

  • Pirazolonas que incluyen la fenilbutazona, aminopirina, antipirina, sulfinpirazona y oxifenbutazona. Su intoxicación produce trastornos gastrointestinales, hiperventilación, convulsiones, acidosis metabólica, alcalosis respiratoria, anemias y disminución de los glóbulos blancos.
  • Derivados del ácido acético como la indometazina, sulindac, tolmetin y diclofenaco. Su intoxicación genera vómitos, diarreas, disminución del nivel de conciencia, cefaleas y psicosis.
  • Derivados del ácido fenilpropiónico como el ibuprofeno, fenoprofeno, naproxeno y ketoprofeno. Su intoxicación genera síntomas gastrointestinales, fallo renal y hepático, la hipotensión y depresión del SNC con obnubilación, tinnitus, nistagmo, diplopía y cefalea pudiendo desencadenar coma.

Se puede tratar con lavado gástrico y carbono activado. Los casos graves necesitan ingreso hospitalario.

ANTIHISTAMÍNICOS

  • Inestabilidad, tremor, convulsiones, visión borrosa, taquicardia, hipertensión, excitación, depresión, somnolencia, alucinaciones, desorientación y delirio.
  • No tienen antídoto específico y su pronóstico es bueno.
  • Se debe realizar lavado gástrico, administrar antídoto específico y laxantes cuando el cuadro es grave.

ANTIDEPRESIVOS TRICÍCLICOS

  • Causa la mayoría de las ingestiones intencionales sus síntomas varían desde los síntomas inespecíficos hasta los potencialmente mortales.
  • Causan sedación, fiebre, visión borrosa, midriasis, íleo, retención urinaria, sequedad de mucosas, arritmias, hipotensión y prolongación del QRS en el electrocardiograma, convulsiones de inicio temprano, coma y muerte.
  • Su antídoto es el bicarbonato.
  • Se debe realizar lavado gástrico y tratamiento con carbono activado.

HIPNÓTICOS- SEDANTES o BENZODIACEPINAS

  • Sus síntomas son somnolencia, letargia, miosis, hipotensión, hipotermia, depresión respiratoria y coma.
  • Su antídoto es el flumazenil.
  • Se debe realizar lavado gástrico, administrar carbono activado y en caso de ingestión masiva un laxante.

Recomendaciones en caso de intoxicaciones medicamentosas

  1. Llamar por teléfono al instituto de toxicología 91 5620490
  2. Ingreso hospitalario en situaciones graves.
  3. En situaciones no graves se le puede administrar carbono activado para disminuir los efectos tóxicos del fármaco. Acudir a la consulta del médico de familia.

Fuentes

Imagen de Shutterstock Sobredosis de pastillas

Guardar

Guardar

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *