Crudiveganismo: más allá de comer crudo, un estilo de vida

Comer sólo alimentos crudos (Crudiveganismo)

Comparte si te ha gustado

Un comentario en el blog en la entrada de la semana pasada, dedicada a la obsesión por lo saludable, llamó mi atención sobre una tendencia muy extendida en Estados Unidos y países del norte de Europa: el crudiveganismo. Se trata de un estilo de alimentación y de vida basada en la dieta exclusivamente vegana en la que se suele comer sólo alimentos crudos.

Más allá de comer crudo: un estilo de vida

Mlle B comentaba que sigue varios blogs escandinavos y que ha notado un aumento en esta tendencia llevada al extremo: personas que sólo comen crudo, beben agua exclusivamente de manantiales, nada de medicamentos ni vacunas…
Un crudivegano no toma alimentos de origen animal (pescado, carne, lácteos y derivados, huevos), ni productos refinados y mucho menos alimentos elaborados; cereales y legumbres, únicamente si han sido germinados. Obvia decir que los transgénicos están fuera de su dieta.

Alimentación viva o raw food en inglés, son términos que se utilizan para referirse a este tipo de dieta. El crudiveganismo basa su dieta en alimentos orgánicos, fundamentalmente frutos secos, frutas, verduras, semillas, algas…, que se comen crudos, sin cocinar; a lo sumo se pueden calentar hasta los 41’5ºC-42ºC.

Perjudicial para la salud si no se tienen conocimientos suficientes para saber qué alimentos tomar y en qué proporciones, de cara a cubrir todas las necesidades del organismo y mantenerse sano.

Los que la llevan a cabo al pie de la letra van más allá de la alimentación buscando un estilo de vida saludable no sólo para con uno mismo, sino también para con el medio ambiente: promueven la biodiversidad, la protección del suelo, el ahorro de energía (si no se cocina, no se consume), no visten ni calzan productos elaborados a partir de animales…

Los crudiveganos parten de la base de que la alimentación del ser humano se basaba en comer sólo alimentos crudos hasta el descubrimiento del fuego y que a partir de entonces, el cuerpo humano mutó y se empezaron a sufrir muchas de enfermedades. Puedes ampliar información en este artículo que habla del estilo de vida crudivegano.

comer solo alimentos crudos

Demi Moore o Uma Thurman son algunas de las famosas de Hollywood que siguen este tipo de alimentación, imagino que con buen asesoramiento nutricional para mantenerse no sólo más jóvenes y guapas, sino sobre todo, sanas, por los riesgos que puede entrañar para la salud.

Pasarse a este tipo de alimentación no debe hacerse a la ligera ya que pueden producirse carencias nutricionales importantes que terminen afectando a la salud.

Verduras a diario, crudas y cocinadas

Cuidarse implica siempre llevar un estilo de vida saludable y con ello, una alimentación sana en la que los alimentos que nos ofrece la naturaleza, frutas, verduras, legumbres… deberían formar parte esencial de nuestra dieta habitual.

5 raciones de frutas y verduras al día es una recomendación muy publicitada. Y otra muy habitual de los profesionales de la nutrición es que se realicen dos tomas de verduras al día, una de ellas en crudo (en ensalada, en batidos…) y la otra, cocinadas (vapor, plancha, sopa…).

Hay que tener en cuenta que las verduras frescas conservan mejor sus nutrientes, pero deben ser muy bien masticadas para tener una mejor digestión.

En el caso de tomarlas cocinadas, lo ideal para evitar la pérdida de nutrientes, es cocinarlas al vapor, con el mínimo de agua posible en caso de cocción y siempre a la menor temperatura y menor tiempo de exposición al calor posible para conservar al máximo sus nutrientes.

Alternar entre verdura cruda y verdura cocinada es lo mejor, e incluir en la dieta frutas y verduras de la mayor variedad de colores posible favorecerá la aportación de todos los nutrientes y el equilibrio de éstos en tu dieta.

Y ahora te lanzo un par de preguntas: ¿te has parado a reflexionar sobre cuántos de los alimentos que consumes al día son crudos? ¿Son la mayoría cocinados o elaborados?
Y si tienes niños en tu entorno, ¿están habituados a tomar verduras en ensalada o únicamente las toman cocinadas?

Imagen Ensalada de vegetales crudos de Shutterstock

4 comentarios en “Comer sólo alimentos crudos (Crudiveganismo)”

  1. Primero, ¡muchas gracias por la mención de mi blog! Lo abrí hace poco y que se mencione en un blog como este, ¡me hace mucha ilusión!

    Creo que hoy en día hay tanta información por todas partes (en internet, libros, documentales etc.) sobre cómo comer de manera saludable que a veces se te hace muy difícil distinguir entre fuentes fiables e información “dudosa” que carece de fundamento científico. Además, surgen tendencias como el crudiveganismo que son tan nuevas que no existen todavía suficientes investigaciones científicas de largo plazo sobre sus beneficios o sus daños a la salud.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo cuando escribiste que esta dieta requiere que la persona tenga muy buen conocimiento nutricional (o apoyo de un profesional) para que no se convierta en perjudicial para la salud. Lo que más me preocupa es la “primera generación” de niños crudiveganos. No sé si habéis oído del documental «Rawer». Se trata del primer caso judicial en Europa que tiene que ver con una dieta crudivegana. Es un caso de un niño holandés Tom Watkins y los servicios sociales que luchan por quitar a la madre la custodia de Tom. Ver por ejemplo este artículo publicado en el Comidista:
    http://blogs.elpais.com/el-comidista/2013/11/rawer-crudivegano-nino-fruta-verdura-crudas-film-cook.html

    Todos queremos lo mejor para nosotros mismos o para nuestros hijos. Pero ¿Qué entonces es peor, padres que apenas alimenten a sus hijos con frutas o verduras y los que comen mucha comida basura o padres que imponen a los suyos una base alimenticia vegetariana,vegana o crudivegana? Estos son cuestiones muy difíciles y yo no tengo la respuesta. Pero, creo como Quevedo: “Más fácilmente se añade lo que falta que se quita lo que sobra.”

    1. Hola Mlle B:
      Cómo dices, a veces resulta difícil saber con seguridad qué hacer dada la cantidad de información que recibimos desde diferentes frentes. Por otro lado, sabemos que muchos de los mensajes que recibimos ocultan su verdadera intención y eso lo complica más aún.
      El caso del niño holandés no es único. Cuando en el asunto se ven implicados menores suele convertirse en noticia prácticamente siempre. Hace unos años falleció un bebé de 11 meses que su madre amamantaba. Ella era crudivegana y parece ser que había deficiencias vitamínicas en la leche que tomaba el bebé.
      Llevar este tipo de dietas requiere conocimientos nutricionales suficientes para asegurar la salud y el bienestar.
      Como ya he dicho anteriormente, los extremos no son buenos.
      ¡Que frase tan buena la de Quevedo! Con tu permiso, me la apunto para la frase de la semana.
      Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba