Cuidado de la piel durante el embarazo

La mayoría de los cambios que se producen durante el embarazo no tienen mayor importancia y generalmente vuelve todo a la normalidad después del parto, momento a partir del cual los niveles hormonales se equilibran de nuevo. Este artículo trata sobre el cuidado de la piel durante el embarazo, uno de los órganos que puede verse afectado por este estado.

Durante el embarazo, los niveles de ciertas hormonas fluctúan, lo que puede afectar el aspecto de la piel. El acné, la piel seca, picazón y el crecimiento inusual del vello son cambios muy comunes que experimentan las mujeres durante el embarazo.

Combinar una dieta sana y equilibrada con suplementos nutricionales, podría ayudar para mantener el cuidado de la piel durante el embarazo.

Muchas de nosotras ya conocemos y somos conscientes de los beneficios de los suplementos de ácido fólico durante la gestación, sin embargo, hay otros nutrientes y suplementos que podrían ayudarte para cuidar la piel durante el embarazo.

Cambios en la piel durante el embarazo

Muchas mujeres están divinas y resplandecientes durante el embarazo, lucen un bonito “brillo” en la piel debido al aumento de la circulación sanguínea y la retención de agua. Sin embargo, éste no es el único cambio que las mujeres pueden experimentar en la piel.

Existen otros cambios en la piel que son muy comunes durante el embarazo, entre los que destacamos los siguientes:

Piel seca

Los cambios hormonales también pueden reducir la cantidad grasa en la piel, por lo que pueden aparecer parches de piel seca en algunas zonas, especialmente en la cara. Es importante mantener la piel de todo el cuerpo bien hidratada y ducharse en exceso, utilizando agua tibia en lugar de caliente.

Melasma

Se trata de la aparición de manchas oscuras en la piel, debido a las fluctuaciones de las hormonas progesterona y estrógeno. Estas manchas más oscuras pueden verse agravadas por la exposición a la luz solar, por lo que es recomendable utilizar protector solar para reducir la aparición de las mismas. Este tipo de manchas, también conocidas como cholasma, suelen desaparecer después del embarazo.

Acné

Las mujeres propensas a tener la piel grasa, es posible la aparición de brotes de acné durante la gestación, ya que el cuerpo puede producir mayores niveles de sebo. Aconsejamos eliminar todo el maquillaje antes de acostarse y humectar la piel con productos libres de aceite.

Estrías

Estas rayas de color rosa / púrpura son muy comunes durante el embarazo, especialmente durante el último trimestre y aparecen cuando las capas subyacentes de la piel se estiran rápidamente. Para reducir la aparición de estrías, mantén la piel bien hidratada durante todo el periodo de gestación, haciendo hincapié en la barriga, nalgas y caderas.

Crecimiento del vello

Es normal experimentar un crecimiento “anormal” del vello en la cara, brazos y piernas durante el embarazo, pero generalmente desaparece a partir los seis meses siguientes al parto.

Para el cuidado de la piel durante el embarazo, hay 3 recomendaciones básicas y sencillas a seguir, que puedes tener en cuenta para reducir estos cambios:

  1. Aplica a diario un protector solar con un factor de protección mínimo de 15.
  2. Para evitar que la piel se reseque, puedes utilizar productos de higiene sin fragancias y  que sean hidratantes.
  3. Trata de lavarte la cara sólo dos veces al día.

Qué factor de protección solar usar y no sólo en verano

Precauciones durante el embarazo

Durante el embarazo es importante tener en cuenta lo que se come, lo que se aplica o entra en contacto con la piel, con el fin de garantizar el buen desarrollo del feto y para proteger el bienestar de tu futuro bebé.

Los ingredientes de algunos productos que consumimos o utilizamos en el día a día, pueden ser perjudiciales para el feto y se deben de evitar durante el periodo de gestación.

Hígado

El hígado contiene vitamina A, el exceso de esta vitamina puede ser perjudicial para los bebés. Es aconsejable evitar el consumo de aceite de hígado de bacalao durante la gestación por su contenido de vitamina A.

Productos lácteos

Es importante consumir productos lácteos durante el embarazo por su contenido en calcio, vitaminas B y D para el buen desarrollo del feto y mantener la densidad ósea de la madre.

No obstante, es recomendable optar por lácteos desnatados ya que ayudan a evitar el sobrepeso, son beneficiosos para la madre y el bebé ya que contienen menos grasa, pero siguen aportando la misma calidad y cantidad de calcio y proteínas.

Se aconseja evitar el consumo de quesos azules, ya que pueden contener la bacteria listeria y podría provocar aborto involuntario y también evita los huevos crudos y la leche no pasteurizada.

Alcohol

Durante el embarazo hay que evitar el consumo de alcohol, ya que puede afectar seriamente el desarrollo del bebé.

Cafeína

Limita el consumo de cafeína, pudiendo tomar dos tazas de café al día y es preferible optar por infusiones de hierba, ya que el exceso de cafeína durante la gestación, podría disminuir el peso del bebé.

Medicamentos

Durante el embarazo o si crees que podrías estar embarazada, no tomes ningún medicamento, a menos que esté prescrito por tu médico o ginecólogo. Por ejemplo, ciertos medicamentos para tratar el acné común, contienen sustancias químicas que se consideran dañinos para el buen desarrollo del feto.

Recomendaciones sobre el consumo de medicamentos

Productos tópicos con retinoides

Este tipo de sustancia es un ingrediente clave que puedes encontrar en muchas cremas y tratamientos anti-envejecimiento.

Contienen un tipo de vitamina A que ayuda a acelerar el proceso de renovación de la piel, sin embargo no está aconsejado su aplicación durante el embarazo. Aunque no hay suficientes pruebas para demostrar la toxicidad de los retinoides durante la gestación, se consideran productos que no son seguros durante para la mujeres embarazadas.

Aceites esenciales

Es aconsejable evitar el uso de aceites esenciales durante las primeras 12 semanas de embarazo. A partir del segundo y tercer trimestre, los aceites esenciales como la lavanda y el azahar, generalmente son considerados seguros.

Suplementos alimenticios seguros durante el embarazo para el cuidado de la piel

Algunas vitaminas y complementos alimenticios contienen nutrientes esenciales para el cuidado de la piel y se considera seguro tomarlos durante el embarazo. Sin embargo, siempre aconsejamos que antes de tomar cualquier tipo de suplemento alimenticio con tu dieta habitual, lo consultes con tu médico.

Vitamina C

Esta vitamina tiene un papel importante en el mantenimiento del colágeno de la piel y es esencial para la reparar los tejidos, para la cicatrización de heridas y para mantener la piel sana.

La vitamina C: propiedades y fuentes alimentarias

Zinc

Este mineral esencial es vital para el crecimiento y la división celular. Durante el embarazo las células en crecimiento del feto, se dividen rápidamente. El zinc favorece el buen desarrollo del bebé y acelera la renovación de las células de la piel.

Omega 3

Estos ácidos grasos esenciales, especialmente el ácido graso EPA, son importantes para mantener la hidratación de las células cutáneas. También podrían ayudar a regular la producción de sebo en la piel. El aceite de pescado omega 3 contiene niveles beneficiosos de EPA y también puede favorecer el desarrollo del cerebro y la visión del bebé.

Probióticos

Algunos estudios han demostrado que tomar probióticos durante el embarazo y la lactancia podría ayudar a evitar el eczema en la infancia. La apariencia de la piel tiene una estrecha relación con lo que está pasando dentro de nuestro intestino, y se cree que las bacterias “buenas” pueden pasar a través de la placenta y la leche materna.

Comparte este artículo para ayudar a otras futuras mamás y te animamos a que nos cuentes todos tus consejos para el cuidado de la piel durante el embarazo, sin poner en riesgo la salud y el desarrollo del feto.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com