Receta de hummus de remolacha

El mundo del hummus es infinito: el clásico, con berenjena, con aguacate, con pimientos de piquillo… pero mi último y sorprendente descubrimiento ha sido la receta que te traigo hoy: el hummus de remolacha.

Hummus de remolacha receta

Este divertido y exótico hummus triunfará en tu mesa, no sólo por su llamativo color rosado, sino también por su delicioso y dulce sabor.

La receta es muy parecida al hummus clásico, sólo que aquí le incorporamos la remolacha y también he sustituido la salsa tahíhi por semillas de sésamo tostado.

Si quieres conocer las propiedades nutricionales y los beneficios que tiene para la salud el consumo de remolacha, entra en este enlace: Verduras depurativas desintoxicantes: remolacha, alcachofa y cardo.

El hummus de remolacha es súper fácil de hacer. Aquí te dejo los ingredientes y el “modus operandi”.

Ingredientes

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 1 remolacha cocida
  • 3-4 c/s de AOVE
  • 1 diente de ajo
  • Pimienta negra molida
  • 2 c/p de semillas de sésamo tostadas
  • Sal al gusto (yo no pongo nunca)

Modus operandi

  • Lava bien en un colador los garbanzos cocidos y échalos en el vaso de tu batidora americana. Si no tienes este pequeño electrodoméstico tranquilo, lo puedes hacer también con la clásica minipimer que todos tenemos en el algún cajón de nuestra cocina, pero he de confesar que con la batidora americana es más rápido de preparar y el hummus queda bien homogéneo.
  • Corta la remolacha cocida a dados e incorpórala también al vaso de la batidora.
  • Añades a continuación un diente de ajo, al que previamente habrás quitado el nervio central para que no repita.
  • Salpimientas al gusto, añades el AOVE y las 2 cucharadas de postre de *semillas de sésamo tostado (*puedes poner también la clásica salsa tahíhi, que es la que de verdad va en la receta, pero como no tenía, el último día que lo preparé la sustituí por las semillas de sésamo y quedó igual de deliciosa la receta).
  • Y bates todo hasta que te quede un puré sin grumos, como una crema homogénea. Si quieres que el hummus quede menos denso puedes añadir un poquito más de agua y vuelves a batir.
  • Sirves en un cuenco, decoras con unas semillas de sésamo por encima, y ya está listo para servir y disfrutar.

Como guarnición puedes usar bastoncitos de zanahoria, rabanitos, palitos integrales o pan de pita.

Si te sobra, no te preocupes, el hummus de remolacha aguanta muy bien varios días en la nevera. También puedes congelarlo sin problemas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com