Nueve recetas súper frescas y fáciles en menos de 10 minutos

Nueve recetas súper frescas y fáciles en menos de 10 minutos

Comparte si te ha gustado

Alimentos fresquitos como la fruta o la verdura son esenciales en las recetas de verano y se pueden elaborar cientos de platos distintos con ellos.

A continuación, incluiremos algunas de las recetas más sencillas para elaborar en esos días más calurosos.

Ensalada de pasta

Éste es, quizá, uno de los platos más versátiles para el verano. Ante todo, debemos contar con una base de pasta que requiere unos pocos minutos para su cocción. Una vez la tengamos, la dejamos enfriar y la combinamos con prácticamente cualquier ingrediente.

Algunos de estos ingredientes pueden ser hortalizas, huevo o atún, entre otros. Es una receta muy práctica que podemos llevar en un túper a cualquier lado, ya que se come fría. No necesitarás ser un experto para prepararla y que quede deliciosa.

Aguacates rellenos

En caliente o en frío, este plato saludable te salvará el día en más de una ocasión. Similares a las berenjenas rellenas, las combinaciones de ingredientes son infinitas. Gambas, tomate, queso… Echa a volar tu imaginación y sorpréndete a ti mismo y a los demás.

Solo deberás cortar un aguante por la mitad, sacar el hueso y combinar su interior con el resto de los ingredientes. En tan solo unos minutos habrás preparado un plato digno de un buen restaurante.

Crema fría de calabacín

Un plato típico del verano más que saludable y sabroso. La preparación es sencilla: pela el calabacín y otras frutas o verduras al gusto, sofríelos con un poco de AOVE. Tras 5 o 10 minutos, los llevas a la licuadora con un poco de caldo y dejas enfriar en el frigorífico antes de consumir.

Algunos acompañantes perfectos son la cebolla, el puerro o la manzana. Además, puedes tostar un poco de pan para completar este fantástico plato.

Ensalada de garbanzos

Es uno de los platos más recurrentes cuando queremos consumir legumbres en verano. La base está clara: unos cuantos garbanzos cocidos previamente a los que les añadimos toda clase de ingredientes fresquitos. Tardarás en prepararlo el tiempo que tardes en añadirlo todo en un bol.

Las combinaciones son múltiples y de lo más diversas. La más común es la que se elabora como si de una ensalada corriente se tratase. Sin embargo, encontramos recetas donde se le añaden ingredientes como marisco o fruta.

Tomates rellenos

Al igual que con el aguante, se puede preparar tanto en frío como en caliente. Solamente deberemos lavar el tomate, vaciar su interior y rellenarlo con lo que más nos guste. Eso sí, el tomate deberá ser firme, como el canario o el tomate en rama, por ejemplo.

Una de las formas más originales de prepararlos, aunque algo menos saludable, es añadiéndoles ensaladilla rusa. Aunque también se pueden rellenar con tabulé o ensalada de arroz, ambas opciones muy sanas.

Melón con jamón

Estamos ante uno de los platos más tradicionales y sencillos de la gastronomía española. Cualquier restaurante sirve este plato en su menú diario. Sin duda, el más fácil y rápido de preparar de todo este listado. Igual de sencillo que jugar en platincasino ruleta online.

Tan simple como trocear un melón jugoso y dulce al gusto y añadirle lonchas de jamón serrano. Necesitamos que el melón sea dulce para poder notar el contraste con el sabor salado del jamón.

Gazpacho de sandía

Si te encanta el gazpacho, necesitas probar esta receta tan original y fresca. Su preparación es igual que la del gazpacho original, solo que añadimos sandía troceada y sin pepitas a la mezcla antes de triturar.

El único problema que podemos encontrar es quizá que la sandía deje más liquido el resultado. Vigila la cantidad de sandía que añades para que no te ocurra esto. Deja reposar la mezcla en la nevera unas horas y la decora al gusto.

Ceviche de langostinos

Que no te de miedo esta receta de Perú. Ya que es una receta que requiere que el ingrediente principal sea en crudo, se elabora en un abrir y cerrar de ojos. Los ingredientes que no pueden faltar son: cebolla, limón, lima y cilantro. Además, se le pueden añadir acompañantes fríos como tomates o aguacates.

Para prepararlo, limpiamos el langostino y lo dejamos macerando en frío con el zumo de la lima y el limón. Una vez macerado, añadimos el resto de las verduras y dejamos reposar en el frigorífico.

Ensalada caprese

Esta receta originaria de Italia es el plato perfecto para los días en los que menos tiempo tienes. Solo necesitas tres ingredientes frescos: tomates, mozzarella de búfala italiana y unas hojas de albahaca.

Trocea la mozzarella y el tomate en rodajas de tamaño similar y colócalas armónicamente, intercalando ambos ingredientes. Para completarlo, esparce las hojas de albahaca sobre la ensalada y termina aderezando al gusto. Este aderezo puede estar formado por AOVE, vinagre de Módena y un poco de sal y pimienta.

Conclusión

Todas las recetas mencionadas con anterioridad son increíblemente rápidas de hacer, por lo que pueden salvarte el día sin problema. Siguiendo la estela del gazpacho, otra muy común es el salmorejo, que es igual de sencilla.

Unas cuantas verduras y un poco de imaginación son suficientes para alimentarte de una manera fácil y deliciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba