Taichí: cuerpo y mente en equilibrio y armonía

El taichí es un arte marcial con aplicaciones terapéuticas, cuya práctica sirve para lograr un mayor equilibrio físico y psíquico.

La sociedad moderna lleva un ritmo de vida frenético y el abuso del tabaco, el alcohol, las drogas y el uso excesivo e indebido de fármacos ocasionan desequilibrios en nuestro organismo que generan enfermedades. El taichí se practica para lograr equilibrar el organismo.

Qué es el taichí

En su práctica se entremezclan mito, leyenda y realidad. La palabra taichí significa culminación suprema, con ejercicios físicos basados en movimientos circulares cuya finalidad es alcanzar la relajación y la armonía del cuerpo.

El ying y el yang están relacionados con el paso del sol y la luna y con las estaciones. Son dos extremos opuestos que están interconectados y que forman parte de un todo: el bien y el mal, el día y la noche y el amor y el odio. El ying sería la zona oscura o noche y el yang la zona más clara o día.

El chi hace referencia a la energía y todos los elementos naturales estarían estructurados en función de dicha energía y las diferentes combinaciones. El chi celeste se asocia con fenómenos atmosféricos y climatológicos que estarían relacionados con el chi terrestre.

La energía clave o chi es un elemento clave en nuestro bienestar. Si fluye de manera correcta por nuestro cuerpo causará bienestar y si fluye de manera incorrecta enfermamos. Canaliza y localiza de forma adecuada la energía en nuestro organismo.

Cómo y cuándo practicar taichí

Lo ideal es practicarlo a primeras horas de la mañana o en el atardecer. Se debe emplear ropa y calzado holgado de fibras naturales, que suele ser negro para el invierno y blanco para el verano.

El taichí se practica con una serie de 24 ejercicios, pero antes de comenzar debe efectuar media hora de calentamiento.

Los movimientos deben ser muy suaves y deben estar coordinados con la respiración. La mente debe centrarse en los ejercicios y se debe ser consciente de ellos. Se trata de una meditación en movimiento.

Los 24 ejercicios del taichí

  1. Posición de partida.
  2. Acariciar y separar las crines del caballo.
  3. La cigüeña despliega sus alas.
  4. Acariciar la rodilla.
  5. Tocando la bi-bá o instrumento de cuerda china.
  6. El mono retrocede por las ramas.
  7. Acariciar la cola de un gran pájaro a la izquierda.
  8. Acariciar la cola de un gran pájaro a la derecha.
  9. El látigo se mueve.
  10. Las manos se mueven como las nubes.
  11. Descubrir el caballo.
  12. Estirar la pierna derecha.
  13. Los puños se elevan como montañas.
  14. Gira hacia la izquierda y extensión de la pierna.
  15. Independencia izquierda.
  16. Independencia derecha.
  17. Abrir la ventana para mirar la luna a la derecha.
  18. Abrir la ventana para mirar la luna a la izquierda.
  19. La aguja está en el fondo del mar.
  20. Energía que fluye de los brazos.
  21. Coger el martillo.
  22. Parece que cerramos, pero sin cerrar.
  23. Las manos en cruz.
  24. Tocar el mundo y saludo final.

Beneficios para la salud de la práctica del taichí

La práctica del taichí se puede realizar a cualquier edad. Los beneficios que aporta tanto en el plano físico y como en el mental, se pueden clasificar en 2 categorías: el control de la energía y las mejoras físicas.

  • Reduce considerablemente los niveles de estrés y ansiedad debido al control que se ejerce sobre la respiración.
  • Mejora la flexibilidad y es bastante eficaz para combatir la artritis y los problemas musculares.
  • Estimula el sistema cardiovascular con movimientos y ejercicios suaves anaeróbicos.
  • Reduce la tensión arterial alta.
  • Alivia el dolor crónico.
  • Ayuda a dormir mejor.
  • Incrementa el bienestar y la armonía general.
  • Estimula el buen funcionamiento del sistema inmunológico.

Fuentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *