Sirope de agave: un endulzante peor que el azúcar

Todo el mundo sabe que el azúcar no es saludable y cada vez hay más personas conscientes de esto y tratan de evitarlo. No es sorprendente, entonces que hayan aparecido todo tipo de otros edulcorantes y que se hayan vuelto populares, tanto los naturales como artificiales. Uno de éstos se llama sirope de agave, un edulcorante que se encuentra en varios “alimentos saludables”.

Se afirma que el sirope de agave es natural y es comercializado como un edulcorante para diabéticos que no causa picos en los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, si echas un vistazo a lo que realmente contiene el néctar de agave, verás que no tiene nada de saludable.

El agave es una planta que crece en grandes cantidades en México. Tiene una larga historia de uso como planta medicinal, edulcorante, y también puede ser fermentada para hacer tequila.

Como muchas plantas en su estado natural, el Agave tiene algunos beneficios para la salud. Sin embargo, como suele suceder siempre, cuando el producto es procesado y refinado tiende a perder algunos (o todos) de estos efectos beneficiosos para la salud. Éste parece ser el caso del sirope de agave.

¿Cómo se hace el sirope de agave?

El edulcorante comúnmente vendido como el sirope de agave sería etiquetado con más precisión como jarabe de agave o de arce. En su elaboración se toma la planta, luego se corta y pulsa en él para extraer el fluido circulante azucarado.

Sirope de agave Planta

Este fluido es alto en azúcar, pero también contiene compuestos saludables como los fructanos, que están vinculados a los efectos beneficiosos sobre el metabolismo y la insulina.

Sin embargo, cuando se procesa en un jarabe, los fabricantes desdoblan los fructanos en fructosa mediante la exposición del fluido azucarado a enzimas o calor.

Este proceso destruye todas las propiedades saludables de la planta de Agave, pero en cambio produce el jarabe concentrado disponible en las tiendas que falsamente está etiquetado como saludable.

El proceso de fabricación es similar a la forma en que se hacen otros edulcorantes no saludables, como el jarabe de maíz de alta fructosa.

De esta manera, el edulcorante se vende como miel de agave o sirope de agave pero no es más que un edulcorante refinado procesado a partir del néctar de agave.

El sirope de agave no produce picos de glucemia

El índice glucémico (IG) es una medida de la rapidez con el azúcar en un alimento entra en el torrente sanguíneo.

En términos generales, cuanto mayor sea la calificación IG de un alimento, mayor es el pico de azúcar en sangre y peor es para su salud.

A diferencia de la glucosa, la fructosa no va directamente al torrente sanguíneo y, por lo tanto, no aumenta el azúcar en la sangre o los niveles de insulina en el corto plazo.

Es por esto que los edulcorantes de alta fructosa a menudo se comercializan como “saludables” o “para diabéticos”.

sirope de agave en la dieta del diabético

El sirope de agave tiene un IG muy bajo, principalmente porque casi todo el azúcar en él es la fructosa. Tiene muy poco de glucosa, por lo menos cuando se compara con el azúcar regular.

Aunque la glucosa y la fructosa son muy similares, tienen efectos completamente diferentes en el cuerpo.

La glucosa es una molécula muy importante. Se encuentra en muchos alimentos saludables (como las zanahorias y las patatas) y nuestros cuerpos incluso pueden producirla para asegurarse de que siempre tenemos suficiente.

De hecho, cada célula viva en el planeta tiene glucosa porque esta molécula es absolutamente vital para la vida.

Considerando que cada célula en el cuerpo humano puede metabolizar la glucosa, el hígado es el único órgano que puede metabolizar la fructosa en cantidades significativas.

En el contexto de una dieta occidental alta en carbohidratos y en calorías, consumir una gran cantidad de fructosa añadida puede causar estragos en la salud metabólica.

El hígado se sobrecarga y comienza a transformar la fructosa en grasa, a través de la formación de partículas VLDL (colesterol de muy baja densidad), aumentando los triglicéridos en sangre. De hecho, el exceso de grasa se ??puede depositar en el hígado y causar la enfermedad de hígado graso o esteatosis hepática.

Aunque la fructosa no aumenta los niveles de azúcar en la sangre en el corto plazo, puede contribuir a la resistencia a la insulina cuando se consume en grandes cantidades.

Esto puede causar grandes aumentos en los niveles de azúcar e insulina en sangre a largo plazo, aumentando fuertemente el riesgo de síndrome metabólico y diabetes tipo 2.

Comer grandes cantidades de fructosa también pueden tener otros efectos dañinos como el aumento de las pequeñas partículas de LDL densas y LDL oxidada (colesterol muy malo), que está relacionado con la acumulación de grasa abdominal.

Ten en cuenta que nada de esto se aplica a la fruta entera, que es rica en fibra y nos hace sentir llenos rápidamente. Estamos bien equipados para manejar las pequeñas cantidades de fructosa que se encuentran en la fruta.

Si tienes que añadir un poco de dulzura extra a tu dieta, el uso de sirope de agave no es la manera de hacerlo.

Hay varios edulcorantes naturales que son mucho más saludables incluyendo la estevia.

¿Sueles tomar sirope de agave para endulzar tus postres o bebidas?

Imágenes: ShutterStock

Comentarios
  1. Attica
    • Ivana Alejandra Raschia
  2. Alfredo
  3. Leo
  4. Horst G Ludwig
    • Ivana Alejandra Raschia
      • jorge
        • Ivana Alejandra Raschia
        • Acn
      • samuel
        • Ivana Alejandra Raschia
  5. RVA
  6. Me
    • Ivana Alejandra Raschia
    • ANTONIO MARTINEZ JIMENEZ
  7. María
    • Ivana Alejandra Raschia
  8. Antonio
  9. Antonio
    • Ivana Alejandra Raschia
  10. Sandra
    • Ivana Alejandra Raschia
  11. Ángeles García Pereyra
    • Ivana Alejandra Raschia
      • Ernesto
        • Ivana Alejandra Raschia
      • Oscar
        • Ivana Alejandra Raschia
  12. Rafa
    • Ivana Alejandra Raschia
    • Miguel Jeronimo Sequeira
  13. Nuria
    • Alimentatubienestar
  14. Avestrucix
  15. Rubén
    • Alimentatubienestar
    • Ángeles García Pereyra
  16. Melisa
    • Alimentatubienestar
    • Sandra
  17. Marisa
  18. jose morenjo
    • Ivana Alejandra Raschia
  19. DELIA
    • Alimentatubienestar
  20. Fernando Díaz
    • Ivana Alejandra Raschia
      • Alberto
    • Carlos moreno
  21. fines
    • Alimentatubienestar
  22. Mildred Dominguez
  23. Maria
    • Ivana
  24. Tarri
    • Ivana Alejandra Raschia
  25. Toño
    • Ivana Alejandra Raschia
  26. Pana
    • Ivana
  27. Mireia
    • Ivana
      • Mireia
        • Ivana
        • Rosa Ana ALonso Couñago
        • Alimentatubienestar
      • moni
  28. cita
    • Ivana
      • moni
  29. Anonimo
    • Ivana
  30. Ariel
    • Ivana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *