Albóndigas de soja texturizada (Receta vegana)

No soy vegana pero hace más de un año que en casa hemos reducido el consumo de carne y en mi cocina han entrado nuevos alimentos con proteína vegetal, entre ellos la soja texturizada.

¿Qué no sabes qué hacer con la soja texturizada? Te dejo un truco: cualquier receta que puedas hacer con carne picada, la puedes hacer con soja texturizada.

Es la “carne picada vegetal” de los veganos y vegetarianos. A mí me tiene fascinada por lo versátil que es en la cocina. Puedes hacer con ella salsa boloñesa, lasañas, croquetas, hamburguesas… o estas albóndigas veganas que te traigo hoy.

Yo las hago al horno para evitar las fritangas, pero esto es una opción personal. Si tú quieres las puedes freír. Me gusta acompañarlas de salsa de tomate casera, arroz integral y una buena ensalada. Se pueden congelar sin problema y con la misma masa también puedes hacer Veggie Burgers. Quedan riquísimas también.

Son muy fáciles de hacer, aquí te dejo la receta.

Ingredientes

  • 2 vasos de soja texturizada
  • 4 vasos de caldo de cocción de las verduras (yo lo aprovecho siempre, si no tienes puedes utilizar agua)
  • 2 dientes de ajo bien picaditos (quita el nervio central para que no repita)
  • 1 cebolla dulce blanca
  • Harina de garbanzos (los que no sois veganos podéis sustituirla por un huevo campero)
  • Salsa de soja o Tamari
  • Especias al gusto (yo pongo pimienta negra, ajo y cebolla en polvo)
  • Salvado de avena para rebozar (puedes utilizar pan rallado y si es en su versión integral, mucho mejor)

Modus operandi

  1. En un bol hidrata la soja texturizada con caldo bien caliente. Añade un chorrito de salsa de soja, remueve y deja que absorba todo el líquido (unos 20 minutos aprox.). Después escurre bien en un colador y reserva.
  2. En una sartén saltea con AOVE (aceite de oliva virgen extra) un par de dientes de ajo picaditos vigilando que no se quemen. Incorpora después la cebolla bien picadita y rehoga unos 8-10 minutos a fuego suave.
  3. Mezcla en un bol la soja texturizada escurrida, la cebolla y el ajo, añade tus especias al gusto, pon 2-3 cucharadas de harina y un poquito más de caldo o agua y empieza a mezclar hasta conseguir una masa de albóndigas.
  4. Con la ayuda de cuchara, ve cogiendo masa y ve haciendo bolitas del tamaño de una pelota de ping pong con las manos.
  5. Pon en un plato salvado de avena y reboza las bolitas.
  6. Pones tus bolitas en una bandeja y al horno a 180 grados unos 15 minutos.

¡Y ya está! Fácil, ¿verdad?

Si te animas a hacerlas, me gustaría saber si te gustaron.

¡Hasta la próxima receta!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com