Burnout o síndrome de estar quemado por el trabajo

El burnout es un síndrome de desgaste físico, fatiga, estar quemado y sentirse a disgusto. Esta patología es ocasionada por unas condiciones de trabajo determinadas. No está originada por la personalidad del individuo.

burnout o estar quemado por el trabajo

En 1981 Maslach y Jabson definen el burnout como una experiencia de agotamiento emocional, despersonalización y reducida realización personal.

  • El agotamiento emocional haría referencia a las sensaciones de sobreesfuerzo físico y hastío emocional que se producen como consecuencia de las continuas interacciones que los trabajadores deben tener con otros usuarios.
  • La despersonalización desarrollando actitudes y respuestas críticas hacia los trabajadores a los que prestan sus servicios.
  • La reducida realización personal conlleva la pérdida de confianza en la realización personal y la presencia de un concepto propio negativo.

El burnout es un proceso continuo que se instaura de manera paulatina hasta provocar en el individuo los síntomas típicos del síndrome.

Es una consecuencia de eventos estresantes que disponen a un individuo a padecerlo.

Fases del proceso de burnout

Fase inicial de entusiasmo

Se experimenta ante el nuevo trabajo como entusiasmo y gran energía y se dan expectativas positivas no importando nada alargar la jornada laboral.

Fase de estancamiento

No se cumplen las expectativas profesionales. Se empiezan a valorar las contraprestaciones de trabajo percibiendo que la relación entre el esfuerzo y el trabajo no es equilibrada, surgiendo un desequilibrio entre las demandas y los recursos y generándose un problema de estrés psicosocial.

Fase de frustración

El individuo cae en un estado de frustración, desmoralización o desilusión. El trabajo carece de sentido, cualquier cosa irrita y provoca conflictos en el grupo de trabajo. La salud puede empezar a fallar y pueden aparecer conflictos emocionales y conductuales.

Fase de apatía

Se producen cambios conductuales y actitudinales, como la tendencia de tratar a los clientes de una manera distanciada y mecánica, primando los intereses personales sobre un mejor servicio a los clientes.

Fase de quemado

Se produce un colapso emocional y cognitivo con importantes consecuencias para la salud y obligando al trabajador a dejar el empleo y arrastrarle una vida profesional de insatisfacción y frustración.

Factores desencadenantes del burnout o estresores

El origen del problema reside en el entorno laboral y en algunas condiciones de trabajo. Veamos los factores que propician el burnout.

El tipo de profesión

Es más común en profesionales sanitarios, docentes, funcionarios de prisiones, servicios sociales y fuerzas del orden. Se da en las profesiones en las que el trabajador presta un servicio a las personas. El desajuste entre expectativas y realidades puede provocar frustración al sentir que su labor no es útil sino baldía.

Los trabajadores que lo padecen normalmente son personas que tienen un alto compromiso profesional pero que ven frustradas sus aspiraciones.

La variable organizativa

  • Estructura de la organización muy jerarquizada y rígida con falta de apoyo instrumental por parte de la organización.
  • Exceso de burocracia o burocracia personalizada.
  • Falta de
    • participación de los trabajadores.
    • coordinación entre las unidades.
    • refuerzo o recompensa.
    • desarrollo profesional.
    • formación práctica de los trabajadores en nuevas tecnologías.

El diseño del puesto de trabajo

Se convierte en un factor estresante para el trabajador cuando no se puede actuar sobre factores como el control del tiempo y la ambigüedad del rol.

  • Sobrecarga de trabajo, exigencias emocionales e interacciones con el cliente.
  • Descompensación entre responsabilidad y autonomía.
  • Falta de tiempo para la atención al usuario ( paciente, cliente, subordinado)
  • Disfunciones de rol: conflicto, antigüedad y sobrecarga de rol.
  • Carga emocional excesiva.
  • Falta de control de los resultados de una tarea.
  • Falta de apoyo social.
  • Tareas inacabadas que no tienen fin.
  • Estresores económicos.
  • Insatisfacción en el trabajo.

Las relaciones interpersonales

  • Trato con usuarios complicados o difíciles.
  • Relaciones conflictivas con clientes.
  • Relaciones tensas competitivas y conflictos entre trabajadores y usuarios.
  • Falta de apoyo social.
  • Falta de colaboración entre los usuarios.
  • Proceso de contagio social del síndrome de estar quemado.

La variable individual

  • Alto grado de empatía.
  • Alto grado de altruismo.
  • Baja autoestima.
  • Constancia en la acción.
  • Tendencia a la sobreimplicación emocional.
  • Baja autoeficacia.
  • Reducidas habilidades sociales.
  • La edad. Es más frecuente en personas mayores de 40 años con antigüedad en el puesto (más de 15 años).

Consecuencias del burnout

En el trabajador se produce un deterioro cognitivo consistente en la aparición de la frustración y el desencanto profesional y en una crisis de capacidad percibida por el desempeño de la actividad profesional y el desencanto.

El deterioro afectivo viene acompañado de desgaste emocional y sentimientos de culpa.

El deterioro actitudinal se relaciona con actitudes de cinismo, indolencia e indiferencia con los clientes y la propia organización.

Síntomas del burnout

Psicosomáticos

Cansancio hasta el agotamiento y malestar general con cefaleas, dolores musculares, trastornos del sueño, úlceras y otros desordenes gastrointestinales., pérdida de peso y molestias como hipertensión y crisis de asma.

Conductuales

Conductas despersonalizadas en relación con el cliente como absentismo laboral, abuso de barbitúricos, estimulantes y otros tipos de sustancias como café, tabaco, alcohol, etc., cambios bruscos de humor, incapacidad para vivir de una manera relajada, incapacidad de concentración, superficialidad en el contacto con los demás, comportamientos de alto riesgo y conductas hiperactivas y agresivas.

Emocionales

Predomina el agotamiento emocional, síntomas disfóricos, distanciamiento afectivo con autoprotección, ansiedad, sentimientos de culpabilidad, impaciencia e irritabilidad, sentimiento de soledad, baja tolerancia a la frustración, sentimientos de impotencia, desorientación y aburrimiento.

Actitudinales

Con actitudes de desconfianza, cinismo, apatía e ironía hacia los clientes de la organización hostilidad y suspicacia.

Sociales

Con actitudes negativas hacia la vida en general disminuyendo la calidad de vida personal, y con aumento de los problemas con la pareja y familiares.

Organización del trabajo

Deterioro de la comunicación y de las relaciones interpersonales disminuyendo la capacidad de trabajo y el compromiso y bajan el rendimiento y la eficacia.

Tratamiento del burnout

El burnout se evalúa el problema con cuestionarios y entrevistas diagnósticas realizadas por expertos en salud laboral y psicólogos.

¿Sabías que el tribunal supremo reconoció el síndrome de burnout el 26 de octubre del año 2000 como accidente laboral?

El contacto social es el antídoto por naturaleza del estrés. La cara y el corazón deben estar conectados entre sí por el cerebro. Hablar cara a cara con un oyente puede ayudar a desbloquear el estrés; hablar con un psicólogo, amigos, familia y hasta compañeros de trabajo y jefes.

Es fundamental potenciar la comunicación asertiva en el entorno laboral y con los clientes, pacientes y alumnos.

Es necesario mejorar las relaciones sociales con los jefes y compañeros de trabajo.

Modifica la manera de ver el trabajo

  • Valora más tu trabajo, sobre todo aquello que te puede ayudar a mejorar tu satisfacción personal. Los fracasos interprétalos como una enseñanza.
  • Establece prioridades en tu trabajo y aprende a decir no de manera asertiva.
  • Tómate tiempo libre para descansar del trabajo.

Practica hábitos saludables

  • Haz algún deporte para reducir el estrés laboral: gimnasia, natación, yoga, etc.
  • Aliméntate de manera sana y equilibrada reduciendo el consumo de azúcares simples, grasas saturadas y aumentando la ingesta de frutas y verduras y de alimentos ricos en grasas insaturadas como ácidos grasos omega 3 y 6.
  • Evita el tabaquismo y el alcoholismo.
  • Mejora tus tiempos de descanso y duerme mejor por las noches.
  • Relájate con técnicas de relajación creativa.

pautas para evitar el síndrome de burnout

Más información

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com