Recetas de caldos caseros y sus beneficios para la salud

En este artículo, además de las recetas de caldos caseros depurativos y antoxidantes a base de verduras y del caldo casero de pollo o de pescado, se detallan sus beneficios para la la salud y el bienestar.

caldo casero de verduras

Los caldos caseros y la sopa son platos calientes muy apetecibles en invierno. Están elaborados fundamentalmente con un 90% de agua donde cocemos verduras, huesos, pollo o pescado.

Los alimentos sueltan sus vitaminas y sales minerales en el agua de la cocción y se mantienen aquellos que resisten la temperatura de la cocción. La carne y el pescado aportan proteínas y las verduras, fibras.

Los caldos de verduras y diferentes legumbres son muy buenos porque alcalinizan el cuerpo manteniéndolo con un PH superior a 7,5. Además, depuran y desintoxican el organismo. Según las verduras que empleemos, podremos elaborar un caldo de verduras con propiedades depurativas o antioxidantes.

Caldo de verduras depurativo

El caldo de verduras depurativo se elabora con apio, cebolla y puerros.

Sus principales beneficios son que eliminan agua y toxinas de nuestro organismo contribuyendo a su beneficiosa depuración y desintoxicación.

La depuración está indicada en casos de edemas, retenciones de líquidos, hipertensión arterial, infecciones, alergias, regímenes para adelgazar y después de los excesos de comida en fiestas navideñas, celebraciones, etc.

Receta de caldo de verduras depurativo

Ingredientes

  • 2 unidades de cebolla
  • 3 ramas de apio
  • 1 unidad de puerro
  • 10 gramos de perejil
  • 2 ramas de tomillo
  • 1 cucharadita de pimienta roja o cayena

Elaboración

  • Se lavan y cortan todos los ingredientes para su elaboración.
  • Se cortan las cebollas y los puerros.
  • Se añade el litro de agua en la olla y se pone a hervir durante 10-15 minutos aproximadamente.
  • Se le adiciona la pimienta roja o cayena con el tomillo y perejil
  • Se cuece durante 5 minutos más y se apaga el fuego.
  • Se añade una pizca de pimienta y de sal.

Caldo de verduras antioxidante

Se puede elaborar con una amplia gama de verduras como zanahorias, puerros, nabos, tomate, acelgas, champiñones, etc.

Sus beneficios son que alcalinizan el organismo y neutralizan el efecto perjudicial de los radicales libres sobre nuestras células ayudando a evitar que se generen casos de cáncer, cardiopatías y demencias.

Receta de caldo de verduras antioxidante

Ingredientes

  • 250 gr de champiñones
  • 1 trozo de puerro: 75-100 gr
  • 50 gr de pimiento verde entero
  • Media cebolla pequeña
  • 2 zanahorias de 100 gr cada una
  • 2 trozos de apio
  • 1 nabo
  • 1 tomate mediano
  • 2- 3 ramas de perejil
  • 1 hoja seca de laurel
  • 5 gr de pimienta negra
  • Una pizca de hierbabuena

Elaboración

  • Se limpian y cortan las verduras en juliana a emplear.
  • Se añade al cazo una cucharada de aceite y se calienta.
  • Cuando el aceite esté caliente, se añaden las verduras cortadas en juliana y se rehogan durante 12 ó 15 minutos.
  • Se agrega 1 litro de agua a la cacerola y se van cociendo las verduras.
  • Finalmente, se cuela el caldo separándolo de las verduras..

Caldo de huesos de pollo

Esta receta se elabora con agua, pollo, huesos de pollo, apio, zanahorias y cebolla.

La gelatina que contiene el caldo de huesos es un coloide hidrófilo que ayuda la buena digestión porque atrae a los líquidos y a los jugos digestivos.

Este caldo aporta gran variedad de minerales como calcio, magnesio, fósforo, silicio, sulfato de condroitina y glucosamina.

Entre sus beneficios se encuentran los siguientes:

  • Mejora la digestión y promueve la curación de enfermedades gastrointestinales debido al efecto beneficioso de la gelatina.
  • Inhibe las infecciones provocadas por el virus de la gripe y los resfriados y combate la inflamación gracias a los aminoácidos y a la arginina.
  • Promueve los huesos fuertes y saludables y el crecimiento del cabello y las uñas.

Receta de caldo de pollo casero

Ingredientes

  • 1 pollo entero kilo o kilo y medio con todos los huesos
  • De 2 a 4 patas de pollo opcionales
  • 1 litro de agua
  • 2 cucharadas de vinagre
  • 1 cebolla grande picada en pedacitos
  • Zanahorias peladas y picadas en trozos
  • 3 tallos de apio picados en trozos
  • 1 manojo de perejil

Elaboración

  • Llena una olla con agua y añade el vinagre, el pollo y todos los vegetales.
  • Déjalo hervir a fuego lento.
  • Tras 2 horas de cocción se separan la carne de los huesos del pollo y se continúa cociendo los huesos del pollo durante más tiempo.
  • Al final se cuela la espuma que sueltan los huesos para separar el caldo.

Caldo de pescado

Se elabora cociendo en agua, pescado y sus espinas, pieles o cabezas de gambas, zanahoria, puerro y cebolla.

Aporta grandes beneficios a nuestra salud porque son fuente de ácidos grasos omega-3 que poseen efectos beneficiosos contra la isquemia coronaria, accidentes cerebrovasculares, procesos inflamatorios y reumáticos, etc.

Entre sus múltiples beneficios se citan:

  • Son fuente de vitamina B12 que ayuda a mantener sanas las neuronas y los glóbulos rojos sanguíneos y repara el ADN deteriorado de las células.
  • Combate problemas como la anemia que nos deja débiles y sin fuerzas para aguantar el duro invierno, gracias a su riqueza en hierro.
  • Sus ácidos grasos insaturados contrarrestan los niveles altos de colesterol y protege a nuestros vasos sanguíneos y a nuestro corazón.
  • Contiene grasa vital para el desarrollo del cerebro.
  • Ayuda a luchar contra la diabetes.
  • Hidrata el cuerpo, siendo un buen remedio para la hidratación del cuerpo.
  • Beneficia a los huesos porque es fuente de vitamina D, yodo, magnesio, calcio y magnesio.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com