Enfermedades autoinmunes frecuentes: cuáles son, tipos y síntomas

Enfermedades autoinmunes frecuentes

Las enfermedades autoinmunes son un grupo de enfermedades en las que el sistema inmunitario reconoce como extrañas células normales de nuestro cuerpo (tejidos y órganos) y las ataca por medio de autoanticuerpos y linfocitos T destruyéndolas.

En este artículo vamos a ver algunas generalidades sobre las enfermedades autoinmunes más frecuentes y en el siguiente, me centraré en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades autoinmunes.

Cómo actúan las enfermedades autoinmunes sobre el cuerpo

a) Si se destruye el tejido conectivo, se originan enfermedades reumáticas tales como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, la esclerodermia, el síndrome de Sjögren, la dermatomiosistis y polimiositis y la enfermedad mixta del tejido conectivo.

b) Si se destruye el sistema vascular, según sea el tamaño de los vasos atacados, puede dar lugar a los siguientes casos:

  • Arteritis de grandes vasos: arteritis de células gigantes o de Takayasu.
  • Arteritis de vasos medianos: Poliarteritis nudosa, enfermedad de Kawasaki.
  • Arteritis de vasos pequeños: Granulomatosis de Wegener, Sd de Churg Strauss, crioglobulinemia, púrpura de Scholein Henoch, y vasculitis leucocitoclástica.

c) Si se destruyen las células de los órganos, se pueden originar los siguientes problemas en diferentes órganos y sistemas del cuerpo humano:

  • Tiroides: tiroiditis autoinmune, enfermedad de Graves- Basedow.
  • Suprarrenales: enfermedad de Addison.
  • Páncreas: diabetes mellitus inmunitaria.
  • Sistema nervioso: miastenia gravis y esclerosis múltiple.
  • Tubo digestivo: enfermedad celiaca, enfermedad de Crohn, gastritis atrófica, anemia perniciosa y colitis ulcerosa.
  • Hígado: hepatitis autoinmunitaria, cirrosis biliar primaria y colangitis.
  • Riñón: enfermedad de Goodpasture.
  • Piel: pénfigo y dermatitis herpetiforme.

Síntomas

Al principio, el paciente nota cansancio, fatiga y algún tipo de dolor. El síntoma primordial es la inflamación que causa dolor y una sintomatología específica del órgano afectado.

Es una enfermedad que cursa con crisis donde los síntomas empeoran y remisiones donde estos remiten.

A lo largo del tiempo el paciente tiende a empeorar debido a la asociación de varias enfermedades autoinmunes entre sí. Ello incrementa el malestar físico y los efectos secundarios de los corticoides y antiinflamatorios.

Características comunes de las enfermedades autoinmunes

  1. Asociación familiar y hereditaria. Se asocian genéticamente con el HLA, antígenos leucocitarios humanos, antígenos que se encuentran en la superficie de todas las células de un individuo y de los glóbulos blancos o leucocitos de la sangre.
  2. Predominan en mujeres de mediana edad.
  3. Su incidencia o número de casos nuevos por cada 100 personas y prevalencia o número de casos reales por cada 100 personas aumenta año tras año.
  4. Existen factores de riesgo que pueden desencadenarlas, como los aditivos en la alimentación, algunas dietas, exposición a la luz ultravioleta del sol (lupus eritematoso) infecciones (sobretodo víricas), algunos traumatismos y algunos medicamentos.
  5. Su curso clínico es subagudo con exacerbaciones de los síntomas y remisiones.
  6. Presencia de manifestaciones clínicas sistémicas y/o específicas de órganos.
  7. Concomitancia de varias enfermedades autoinmunes en un mismo individuo.
  8. Infiltración tisular por células mononucleares en los tejidos afectos.

Epidemiología de las enfermedades autoinmunes

Afectan a un 3-5% de la población general.

Incidencia actual: 90 personas de cada 100.000 personas al año.

Prevalencia: 3.225 casos de cada 100.000 personas.

Enfermedad autoinmuneÓrgano afectadoIncidencia /
100 .000
Prevalencia / 100.000
Artritis reumatoideArticulaciones23,7860
Lupus eritematosos sistémicoMúltiples7,323,8
DiabetesPáncreas12,2192
Tiroiditis de HashimotoTiroides21,8791,7
Síndrome de SjögrenGlándulas exocrinas3,914,4
Enfermedad de AddisonGlándulas suprarrenales0,614
Esclerosis múltipleSistema Nervioso Central3,258,3
DermatopolimiositisMúsculos y piel1,85,1

Enfermedades autoinmunes más frecuentes

Lupus eritematoso sistémico

Se trata de una inflamación del tejido conectivo y puede afectar a cualquier órgano del cuerpo. Suele afectar a la piel de la cara, creando una erupción en forma de alas de mariposa en las mejillas, las articulaciones de los dedos de la mano, de las manos, de las muñecas y de las rodillas con hinchazón y dolor articular por la artritis.

También pueden verse afectados los siguientes órganos o sistemas:

  • Los riñones originando nefritis con edemas y aumento de peso.
  • El sistema nervioso originando dolores de cabeza, hormigueo y convulsiones.
  • El sistema digestivo con dolor abdominal, náuseas y vómitos.
  • Los pulmones con dificultad para respirar y esputos sanguíneos.
  • El corazón con arritmias.

Los síntomas generales son úlceras, llagas, malestar, fatiga, fiebre, pérdida de peso y sensibilidad al frío en manos y pies.

El lupus eritematoso sistémico se trata con antiinflamatorios y corticoides y el 90% de los enfermos vive más de 10 años con la enfermedad.

Artritis reumatoide

Enfermedades autoinmunes frecuentes

La artritis reumatoide se produce cuando se inflama la membrana sinovial de las articulaciones, aunque también pueden afectarse otros órganos.

Los síntomas son fiebre, hinchazón, dolor, pérdida de fuerza y articulaciones inflamadas y deformadas; rigidez matutina a primera hora de la mañana. Con el tiempo, las articulaciones se deforman y pierden su rango de movimiento.

Suele afectar a las articulaciones de las manos, los dedos, las rodillas, los pies y los tobillos con mayor frecuencia.

Se trata con dieta, ejercicio físico y, para paliar el dolor, se aconseja reposo y antiinflamatorios.

Te puede interesar Artrosis y artritis: diferencias, síntomas y prevención

Esclerosis sistémica

Este trastorno se provoca porque se ataca por error al tejido corporal sano. Se acumula tejido similar al cicatricial en la piel y otras partes del cuerpo.

Sus síntomas son el edema e hinchazón en las manos, el engrosamiento de la piel de la cara en forma de máscara, pérdida del cabello, rigidez en las articulaciones de las manos, dedos de las manos y de los pies que se tornan azulados, dolor y llagas en la garganta; asimismo puede producirse afectación pulmonar con tos seca y dificultad respiratoria, afectación digestiva con dificultad para tragar, diarrea y/o estreñimiento.

Se trata con d-penicillamina.

Tiroiditis de Hashimoto

Es una reacción autoinmune contra la glándula tiroides que puede causar hipotiroidismo con estreñimiento, dificultad para concentrarse o pensar, somnolencia, fatiga, apatía, bradicardia, sequedad de la piel, cuello grueso o presencia de bocio, pérdida de cabello, menstruación abundante e irregular, intolerancia al frío, glándula tiroides pequeña o encogida y ligero sobrepeso.

Te puede interesar Hipertiroidismo e hipotiroidismo: enfermedades del tiroides

Enfermedad de graves Basedow

Se provoca un bocio hipertiroideo con taquicardia, sudoración e intolerancia al calor, nerviosismo, insomnio, pérdida de peso, diarrea, dificultad para concentrarse, fatiga, menstruaciones irregulares en las mujeres, debilidad muscular de las caderas y hombros, ojos saltones, enrojecidos y llorosos.

Diabetes tipo I

Enfermedades autoinmunes frecuentesEl páncreas no produce suficiente insulina debido a la autodestrucción de sus células y se disparan los niveles de glucosa en el cuerpo.

La persona suele notar una sed exagerada, gran apetito, cansancio, visión borrosa y poliuria (orina mucho). Puede originar complicaciones cardiovasculares, renales, visuales y disfunción eréctil en varones. Se trata con inyecciones de insulina.

Te puede interesar Tipos de diabetes y alimentación recomendada

Enfermedad de Addison

Los autoanticuerpos provocan destrucción de la glándula suprarrenal con un bajo funcionamiento y bajos niveles de hormonas suprarrenales.

Sus síntomas son piel oscura, hipotensión arterial, debilidad muscular, pérdida de peso y fatiga que empeora con el tiempo.

Miastenia grave

Enfermedad autoinmune que causa debilidad de los músculos voluntarios. Mejora con el reposo y empeora con la actividad.

Se genera dificultad para tragar, párpado caído, dificultad para subir escaleras, para hablar, cabeza caída, etc. La debilidad muscular mejora bastante con el tratamiento medicamentoso.

Esclerosis múltiple

Los autoanticuerpos dañan la vaina de mielina de los nervios. La enfermedad afecta al cerebro y a la médula espinal.

Sus síntomas son debilidad, hormigueo, entumecimiento e insensibilidad, alteración de la visión y dolor ocular, inestabilidad y pérdida de coordinación y equilibrio. Genera también problemas con el pensamiento y la memoria.

Se trata con baclofen y corticoides, fisioterapia y terapia ocupacional. Los pacientes tienen una esperanza de vida de 35 años.

Enfermedad celiaca

Enfermedades autoinmunes frecuentesEnfermedad autoinmune que consiste en lesiones inflamatorias del intestino delgado consecutivas al consumo de gluten, proteína presente en el trigo, cebada y centeno.

Los síntomas son variables. Hay personas asintomáticas y personas sin síntomas; otras tienen irritabilidad y nerviosismo y otras tienen dolor abdominal y diarreas.

Se trata con una dieta libre de gluten.

Te puede interesar Enfermedad celiaca: qué es y alimentos que contienen gluten

Enfermedad inflamatoria intestinal crónica

Se conocen 2 enfermedades inflamatorias: la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

La enfermedad de Crohn afecta a todo el tubo digestivo desde la boca al ano. No obstante, su localización más frecuente es el íleo. Son inflamaciones crónicas de todas las capas, alternado zonas sanas con zonas inflamadas. Sus síntomas son dolor abdominal y diarreas.

La colitis ulcerosa afecta fundamentalmente a la mucosa del colon produciendo úlceras, dolores abdominales, diarreas y hemorragias.

Te puede interesar Medidas para prevenir el cáncer de colon

Hepatitis autoinmune

Es una enfermedad más frecuente en mujeres y niñas jóvenes. Se produce una hepatitis crónica consecutiva a la acción de los autoanticuerpos.

Sus síntomas son fatiga, malestar general, inapetencia, náuseas y vómitos, dolores articulares, distensión abdominal, heces pálidas y orina oscura.

Fuentes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com