Enfermedades autoinmunes frecuentes: diagnóstico y tratamiento

Enfermedades autoinmunes

En el artículo anterior, vimos en qué consisten estas enfermedades autoinmunes, así como los síntomas y tipos más frecuentes. En éste, nos centraremos en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades autoinmunes más frecuentes.

Diagnóstico de las enfermedades autoinmunes

Historia clínica detallada con los antecedentes personales, familiares y síntomas del paciente.

Analítica de sangre

  • Hemograma completo, pruebas bioquímicas completas, VSG (velocidad de sedimentación globular) y PCR (proteína C reactiva)
  • Autoanticuerpos y anticuerpos nucleares.
  • Análisis de orina completo.

Te puede interesar Los análisis de sangre, orina y heces a examen

Pruebas de imágenes

  • Radiografías, gammagrafías y resonancias magnéticas para visualizar las lesiones de los órganos afectos.
  • En ocasiones es necesario realizar pruebas de endoscopia (colonoscopia para diagnosticar la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosas).

Ejemplos de los autoanticuerpos más conocidos

  • Diabetes tipo 1 – Autoanticuerpos antiinsulina, autoanticuerpos GADI (autoanticuerpos contra el ácido glutámico descarboxilasa), autoanticuerpos antitirosina fosfatasa IA-2- insulina, autoanticuerpos antiislotes de Langerhans.
  • Enfermedad de Addison – Autoanticuerpos antiglándulas suprarrenales y anticitocromo P-450
  • autoanticuerposTiroiditis autoinmune y enfermedad de Graves Basedow – Autoanticuerpos antitiroglobulina, autoanticuerpo antimicrosomial, autoanticuerpo antiperoxidasa y autoanticuerpo antireceptor de TSH.
  • Lupus eritematoso sistémico – Autoanticuerpos antinucleares anti DNA, anti Sm, anti Ro and Land, autoanticuerpos antihistonas, autoanticuerpos ACLAS,autoanticuerpos antiribosomal P y autoanticuerpos anti RNA polimerasa.
  • Esclerodermia – Autoanticuerpos anti -ANA, autoanticuerpos anticentrómero, autoanticuerpos anti Scl-70, autoanticuerpos anti -RNA polimerasa, autoanticuerpos anti URNP y autoanticuerpos anti Pm-1 Scl
  • Enfermedad mixta del tejido conectivo – Autoanticuerpos anti ENA, anti RNP/ SM, autoanticuerpos anti SSA (Ro), anti SSB(la).
  • Artritis reumatoidea – Factor reumatoide y autoanticuerpos anti RNA.
  • Esclerosis múltiple – Autoanticuerpos antimielina y autoanticuerpos anti Mag- glucoproteína asociada a la mielina.
  • Miastenia Gravis – Autoanticuerpos antiacetilcolina, antimúsculo liso, antimúsculo estriado y antimúsculo cardíaco.
  • Enfermedad celiaca o sprue – Autoanticuerpos antiendomisio, autoanticuerpos antigliadina, autoanticuerpos antireticulina, autoanticuerpos antitransglutaminasa tisular.
  • Colitis ulcerosa – Autoanticuerpos antisacharomices cerviciae y anti-X-anca.

Tratamiento de las enfermedades autoinmunes

Controlar el proceso autoinmune

Se trata de suprimir la respuesta autoinmune para lograr que ataque las células sanas del organismo, pero sin llegar a suprimir del todo la respuesta autoinmune.

Se conocen 2 tipos de tratamientos.

  1. Fármacos inmunosupresores como la ciclofosfamida y azatioprina.
  2. Fármacos biológicos cuya acción es actuar sobre determinados elementos del sistema inmune como el anti- TNF que bloquea la función del factor de necrosis tumoral.

La aféresis de granulocitos que es un filtrado de la sangre que recoge los elementos inflamatorios producidos por el sistema inmune.

Tratamientos sintomáticos. Su objetivo es paliar la inflamación, el dolor y los síntomas molestos de estos enfermos.

Los fármacos de elección son los antiinflamatorios no esteroideos o AiNES y los corticoides. En las enfermedades reumáticas se aconsejan los antiinflamatorios COXIBS que actúan como inhibidores de la ciclooxigenasa, disminuyendo la inflamación y el dolor en media hora, pero tiene los inconvenientes de que si se consumen a menudo durante mucho tiempo pueden producir úlceras de estómago y hemorragias.

En las enfermedades intestinales crónicas como la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa y celiaquía se aconseja la cortisona mejor.

El médico que trata la correspondiente enfermedad autoinmune es quien debe recetar el fármaco más apropiado.

Te puede interesar Recomendaciones sobre el consumo de medicamentos

Medicina natural basada en la modificación de sus hábitos saludables

Dieta recomendada para las enfermedades autoinmunes

Su papel es aliviar los síntomas de estas personas y mejorar la calidad de vida. Se ha demostrado que algunos componentes alimentarios e incluso nutrientes pueden producir reacciones inmunitarias en el intestino agravando los síntomas inflamatorios de estos pacientes.

Alimentos recomendados

  • Alimentos ricos en hidratos de carbono complejo sin gluten: patatas, mijo, yuca, boniaAlimentos para enfermedades autoinmunes frecuentesto, trigo sarraceno, arroz, legumbres como lentejas, garbanzos y guisantes.
  • Grasas saludables como el aguacate, el aceite de oliva virgen y el pescado azul recomendándose el salmón, la trucha, las sardinas, los boquerones, el atún, el bonito, la palometa, la caballa, etc.
  • Se deben evitar las frituras de alimentos, se aconseja cocinar con muy poco aceite.
  • Verduras recomendadas: zanahorias, calabazas, chayotes, calabacines, rabanitos, algas, lechuga, verdolaga, diente de león, rúcula, brócoli, coliflor, acelgas y espinacas. Se aconseja comer verdura cruda en ensalada, cremas de verduras, verdura a la plancha y asada. Hay que evitar las verduras fritas.
  • Frutas recomendadas: se aconsejan por su riqueza en antioxidantes y fibras las siguientes el aguacate, las manzanas, el melocotón, los albaricoques, los nísperos, el mango, las naranjas, las peras, las chirimoyas y la piña.
  • Fuentes proteicas como pescado de tamaño pequeño, carne blanca como pavo y pollo y los huevos. Los veganos deberían comer tofú, soja y tempeh.

Alimentos prohibidos

Alimentos para enfermedades autoinmunes frecuentesÉstos son los alimentos prohibidos en las enfermedades autoinmunes, alimentos que pueden empeorar los síntomas de estos enfermos.

  • Alimentos con gluten: harina, pan y trigo, sobre todo para celiacos y para enfermos autoinmunes con varias enfermedades asociadas.
  • La leche y los productos lácteos ricos en lactosa; consumir leche sin lactosa.
  • Alimentos procesados como snacks, fritos y los que tengan en su etiquetado cantidades elevadas de sal, azúcar refinado o grasas saturadas.
  • Alimentos contaminados por metales pesados como mero, caballa, atún, pez espada, panga y conservas de pescado ricas en mercurio. Cuidado con las fresas ricas en contaminantes. Se pueden comer anchoas, boquerones, salmón, rodaballo, merluza y lenguado y con 1,2 veces por semana el bacalao y la lubina.

Otros hábitos a adoptar

  1. Evitar el estrés y relajarse con yoga, meditación, terapias de relajación, psicoterapia y ejercicio físico.
  2. Conciliar bien el sueño evitando disgustos, estrés, ruidos, incomodidades en la cama y comidas indigestas antes de acostarse.
  3. Realizar ejercicio físico para rehabilitarse como natación, gimnasia e incluso seguir un plan de ejercicios controlados por un fisioterapeuta para enfermos reumáticos, enfermos con miastenia grave o esclerosis múltiple.
  4. Hacer terapia ocupacional, aconsejada en enfermos de esclerosis múltiple y algunos reumáticos.

Medicinas alternativas que pueden acompañar al tratamiento

Acupuntura para los dolores reumáticos, fitoterapia con plantas medicinales específicas para cada tipo de trastorno, homeopatía, fisioterapia-masoterapia, en algunos casos se necesita balneoterapia y terapias psicológicas encaminadas a paliar el estrés y la ansiedad de algunos pacientes.

Todos los tratamientos descritos están encaminados a paliar los síntomas de la inflamación, los dolores, mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

No obstante, la solución terapéutica definitiva para estos pacientes está en la inmunoterapia y en la regeneración celular de los órganos y tejidos dañados con células madre.

La inmunoterapia consistirá en una desensibilización que se basa en administrar a los enfermos fragmentos de proteínas, que normalmente son las dianas del sistema inmune alterado, consiguiendo que se colapse y deje de atacar a estos tipos e proteínas, creando así una tolerancia inmunológica. Este tratamiento impedirá el uso de inmunosupresores con sus consecutivos efectos secundarios como infecciones.

Se regenerarán los tejidos dañados mediante la administración de células madre, así por ejemplo podría curarse una artritis, un páncreas afectado en las diabetes tipo 1, regenerar las vainas nerviosas en la esclerosis múltiple, etc., si bien este tratamiento en la actualidad se haya en fase de investigación.

Fuentes

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com