13 salsas caseras saludables

13 salsas caseras saludables

Comparte si te ha gustado

En esta entrada encontrarás 13 salsas caseras saludables para acompañar tus platos favoritos.

La palabra salsa viene del latín salsus o salado; es una creación de la cocina francesa. Las salsas se emplean para dar sabor a los platos que comemos. Podemos cuestionarnos qué salsa le conviene más a un plato de verduras, a uno de carne o de pescado.

Son mucho mejores las salsas caseras que las que venden en bote en los supermercados. Éstas últimas contienen aditivos perjudiciales para la salud y un porcentaje mayor de sal, azúcar y grasas saturadas. Ésta es la razón que me impulsa a escribir esta entrada, para aconsejar de las mejores salsas de elaboración casera.

Las salsas light o bajas de calorías se elaboran con leche desnatada, cantidad muy escasa de harina o maicena, poco aceite de oliva y enriquecidas con hierbas aromáticas o especias.

1. Salsa mayonesa

Es la reina de las salsas. Acompaña en muchas ocasiones a las verduras y pescados cocidos. Se elabora con aceite de oliva virgen, huevo, vinagre o zumo de limón y sal. Su aporte en grasas monoinsaturadas saludables es muy alto, con 600-700 kilocalorías por 100 gr. Es fuente de vitamina E y es un poderoso antioxidante.

La mayonesa dietética se prepara con 600 gr de requesón o queso fresco al 0%, 1 cucharada de aceite de oliva virgen, 1 cucharada de mostaza, vinagre o zumo de limón, 3 yemas de huevo, sal y pimienta y se bate. Tiene menos calorías que la normal y se aconseja para régimen de adelgazamiento.

2. Salsa tártara

Es la mayonesa con pepinillos, alcaparras y perejil picados.

3. Salsa ali oli

Puede ser la mayonesa con unos dientes de ajo aunque debería hacerse con dientes de ajo, aceite de oliva virgen, sal y zumo de limón. Es un derivado de la cocina utilizado en Cataluña y Levante. Se emplea con el pan, el pescado y los arroces.

4. Salsa mostaza

Se elabora con granos de mostaza, vinagre y sal; algunos le añaden nata líquida que incrementa el contenido calórico. Es utilizada con carnes, espárragos y mariscos.

5. Salsa de tomate frito

Se prepara friendo 1 kg de tomate maduro triturado con aceite de oliva y cebolla. Una vez frito se bate y se sirve con pasta, arroz, carnes, guisos de verduras y pescados. El tomate contiene licopeno que es un potente antioxidante.

6. Salsa ketchup

Se cocina con tomates, vinagre, hierbas aromáticas, mucha sal y azúcar. Se emplea para las hamburguesas, asados de carne, pescado y arroz. Es menos sana que la del tomate frito.

7. Salsa de barbacoa light

Es ideal para comer hamburguesas, costillas y carne a la barbacoa. Se elabora con ½ taza de agua, ¼ taza de cebolla picadita, ½ taza de salsa ketchup, ¼ de taza de zumo de limón, 2 cucharaditas de vinagre y de mostaza, sal marina y pimienta.

8. Salsa vinagreta

Se prepara con aceite de oliva, vinagre, sal, pepinillos, aceitunas, perejil y pimienta negra. Se utiliza con espárragos, verduras, pescados y huevos. Admite una y mil variantes como todas las salsas.

9. Salsa griega de yogur y pepino

Es muy saludable y se elabora con 1 pepino grande, 2 yogures desnatados,1 diente de ajo, ½ cebolleta, sal, pimienta negra, aceite de oliva virgen, hierbabuena fresca y eneldo. Se trituran los ingredientes en la batidora y se añaden a la ensalada, verduras y pan.

10. Salsa de setas al queso light

Indicada en carnes a la plancha poco hechas. Añadimos en una sartén ajo picado y setas troceadas. Dejamos que saquen el jugo y se tuesten. Se añade un poco de leche desnatada y queso light. Se deja que hierva para que se disuelva bien el queso y quede una salsa homogénea.

11.  Salsa de verduras

Se elabora con 1 zanahoria, 1 calabaza alargada pequeña, 1 tomate, 1 cebolla pequeña, aceite de oliva virgen, sal y un poco de maicena. Se pica la verdura y se fríe en una sartén con un poco de aceite. Después se añade la maicena y se deja cocer durante 5 minutos. Se deja enfriar un rato y se bate. Se añade la salsa a los platos de carne o pescado.

12. Salsa de limón

Acompaña a los pescados. Cocer pescado y retirarlo, colar el líquido de la cocción y colocarlo en una cacerola, se añade el jugo de medio limón, se lleva al fuego y se espesa con maicena. Se incorpora el perejil y se añade la salsa encima del pescado.

13. Salsa verde de eneldo

Acompaña a los platos de pescado. Se prepara con 25 gr. de canónigo, 125 gr. de eneldo, 2 dientes de ajo, 75 gr. de nueces peladas, 1 limón, 6 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta. Los batimos en la batidora hasta conseguir una pasta fina y homogénea.

¿Cuál de estas 13 salsas caseras saludables te gusta más? ¿Hay alguna otra salsa que suelas preparar tú?

Imagen Salsas de Shutterstock

9 comentarios en “13 salsas caseras saludables”

  1. Hola buen dia
    Tengo una nena de 2 años tiene problema de higado graso y de verdad quiero saber que tipo de salsa debo prepararle que tipo de queso puede comer y yogurt estoy aprendiendo a cocinar saludable Y me encantaría que me ayudará con algunas resetas

    1. Yazmin, tu nena debería de consumir salsas no grasas; no te aconsejo ni la mayonesa, ni el alioli, ni el ketchup.
      Te aconsejo la salsa de yogur, de limón y de verduras y para la pasta es muy buena la salsa de setas con queso ligth aunque también le puedes dar salsa de tomate poco grasa con poco aceite.
      Espero aclarar tus dudas.
      Un cordial saludo

  2. Todo lo que hagas en casa sera más saludable sin duda, pero utilizando siempre productos saludables: ecológicos, no refinados y naturales.
    Por ello susituir el azúcar por miel, estevia, ágave o al menos azucar integral de caña (y no el azucar teñido como el de azucarera).
    La sal común por sal rosa del himalaya, sal marina o cocinar con agua de mar.
    El vinagre mejor si es de manzana.
    Los cereales siempre integrales (arroz, trgio,…)

  3. Gracias por este post!! Uno de mis propósitos de este año es justo intentar evitar los aditivos innecesarios.

    Voy a poner manos a la obra!! 🙂

    1. Las salsas caseras son más saludables porque no tienen aditivos; seleccionamos los alimentos más nutritivos y de mejor calidad y evitamos el exceso de sal, azúcares y grasas saturadas. Ésta es la razón que me ha llevado a escribir este artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba