El cuidado de la boca, una cuestión de salud

El cuidado de la boca es muy importante. No se trata sólo de una cuestión estética, aunque también este punto tiene su peso. ¡Cuánto más bonita es la sonrisa de una boca cuidada! Es conveniente cuidar la boca porque por ella acceden al aparato digestivo los alimentos que ingerimos y es, junto con la nariz, una vía de entrada del aire que respiramos.

Una higiene bucal y un cuidado dental correctos son necesarios para evitar que restos de alimentos y bacterias terminen generando males mayores que caries, aftas orales o halitosis, por poner algunos ejemplos.

Cómo tener unos dientes fuertes y sanos

Mantener unos hábitos higiénicos bucales y realizar visitas al dentista periódicamente no es lo único que puedes hacer para cuidar tu boca y tener una sonrisa bonita.

Cuando metemos comida en la boca y la masticamos, se desencadena un proceso químico que tiene una repercusión determinada en la salud tanto dental como general, dependiendo del tipo de alimentación que se siga.

Para ayudar a que la salud de los dientes se vea fortalecida, se deben evitar algunos alimentos:

  • Azúcar y alimentos azucarados (sólidos y líquidos): por ser el principal causante de la caries.
  • Zumos ácidos, como el del pomelo, el limón o la naranja: contienen altos niveles de acidez y azúcares simples que deterioran el diente. Puedes cepillarte los dientes justo antes de tomarlos, así se crea una “capa protectora” de fluoruro contra los ácidos a los que se expone el esmalte, aunque es muy probable que el zumo ya no te sepa igual.
  • Hidratos de carbono complejos (almidón) como la pasta, el arroz, las patatas…: las bacterias y una sustancia contenida en la saliva los degrada con facilidad; ello hace que aumente la acidez de la cavidad bucal y esto, a su vez, afecta al esmalte dental.

Por otro lado, existen alimentos que favorecen la salud y fortaleza dental. No sólo el calcio es importante en este caso, consumir alimentos ricos en flúor o magnesio es muy necesario para la remineralización de los dientes.

Zanahorias, manzanas o apio contienen algunas sustancias naturales que favorecen la limpieza de los dientes.

Cuidado de la boca - infografia

Cómo tener unos dientes blancos

Una sonrisa que muestra unos dientes blancos es una buena tarjeta de presentación, si bien mantener ese color puro e inmaculado no es tarea fácil con el paso de los años.

Ciertos medicamentos, café, té, vino o tabaco son algunas de las causas del oscurecimiento de los dientes conforme pasa el tiempo y me temo que no hay alimentos que nos ayuden a blanquearlos.

La mejor alternativa es acudir a un centro para un tratamiento de blanqueamiento dental y utilizar pastas dentales blanqueadoras.

Sigue el tablero Salud bucodental de Alimenta tu bienestar en Pinterest.

La salud de las encías

Cuidar las encías y acudir a un profesional si tienes molestias, inflamación sangrado es mucho más importante de lo que parece a primera vista, ya que su estado afecta a otras áreas del cuerpo.

Las enfermedades de las encías aumentan hasta en un 50% la posibilidad de que aparezcan enfermedades más graves en el sistema digestivo e incrementa el riesgo de padecer enfermedades respiratorias. Incluso parece existir relación entre la periodontitis y algunos problemas de erección en varones.

En 2009 se estableció que la periodontitis está directamente relacionada con las enfermedades cardíacas, duplicando el riesgo de infarto en las personas que la padecen, sin bien más tarde los investigadores no han encontrado ninguna prueba concluyente de que exista una conexión causal entre ellos.

La relación entre ambas dolencias radica en que comparten los mismos factores de riesgo desencadenantes: fumar, obesidad o diabetes.

Cuidado de la boca - imagen de digitalart

Con independencia de la relación que las enfermedades de las encías puedan tener o no con enfermedades de otras zonas de nuestro cuerpo, las infecciones y la inflamación en las encías son la causa principal de la pérdida de piezas dentales en adultos.

Mantener una higiene oral adecuada y realizar visitas periódicas al dentista es el mejor modo de evitar la aparición y propagación de la periodontitis y sus riesgos asociados.

Recomendaciones para el cuidado de la boca

Los dientes dependen de la saliva para eliminar microbios. Y ésta necesita unos 30 minutos para neutralizar los ácidos que dejan las comidas. Por ello, se recomienda esperar al menos media hora hasta después de comer para cepillarse los dientes, y

  1. Hacerlo 2-3 veces al día.
  2. Hacer un uso correcto del cepillo dental, reemplazándolo cada 3 meses.
  3. Emplear dentífricos adaptados a cada necesidad (con flúor, antibacteriano, para la sensibilidad dental…).
  4. Emplear colutorios y seda dental.
  5. Realizar visitas preventivas al dentista.

La mayoría de los profesionales del ramo considera que una correcta higiene bucal es lo que más contribuye a prevenir posibles enfermedades.

¿Sigues todas las recomendaciones para el cuidado de tu boca?

Imagen Mujer cepillándose los dientes de Shutterstock

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *