4 problemas de la piel y sus tratamientos naturales

Tratamientos naturales y remedios caseros para afecciones comunes de la piel

Desde el acné adolescente hasta el eccema más molesto, son afecciones comunes de la piel que pueden afectarnos en un momento concreto de nuestras vidas.

Ciertos problemas de la piel pueden ser tratados y curados de forma casi instantánea. En cambio, existen algunas afecciones de la piel pueden ser muy severas e incluso otras no tienen cura; sin embargo, pueden ser tratadas a través de medicamentos y terapias alternativas naturales y remedios caseros, que pueden ofrecer alivio y prevenir futuros brotes.

Toma nota de algunas alternativas y remedios naturales que son utilizados para tratar 4 afecciones de la piel muy comunes entre la población española: herpes labial, eccema, psoriasis y acné.

Herpes Labial

El herpes labial suele producirse alrededor de la boca o en los labios, apareciendo pequeñas ampollas que están llenas de líquido. El herpes labial es contagioso, puede durar hasta una semana y a menudo se produce sin previo aviso.

Causas del herpes labial

La causa más común de un herpes labial se produce por el virus herpes simple tipo 1. Incluso cuando se ha curado, puede seguir produciendo dolor ya que el virus puede permanecer latente en las células y podría volver a aparecer en cualquier momento.

Los brotes de estrés, algunas enfermedades, el cansancio y un sistema inmunológico débil, son factores muy comunes, que podrían desencadenar un herpes labial o también conocido como una calentura.

Antes de hacerse visible, el síntoma más común es una sensación de hormigueo y a veces se acompaña de hinchazón o picazón en los labios o alrededor de la boca. Esta sensación puede duras horas o un par de días y posteriormente es cuando aparecen pequeñas ampollas de color rojo en incluso con puntos blancos. El herpes labial es molesto y las ampollas son un poco dolorosas al tacto. Para evitar complicaciones, se recomienda tener el menor contacto posible.

problemas de la piel - herpes labial

Tratamiento herpes labial

Aunque no existe tratamiento efectivo para curar el herpes labial por completo, pueden ser tratados con cremas o ungüentos antivirales, así como remedios naturales, que pueden ayudar a aliviar el dolor y prevenir posibles futuros brotes del virus.

Cremas y ungüentos antivirales

Se aplican de forma tópica sobre el herpes labial directamente y están disponibles en farmacias. Las cremas y ungüentos virales para tratar el herpes labial pueden ayudar a reducir el dolor y favorece el proceso de curación. Son medicamentos antivirales que contienen componentes como Aciclovir, especialmente indicados para tratar la infección del virus del herpes simple tipo 1.

Si tomas algún medicamento o tienes cualquier duda, antes de utilizar este tipo de medicamentos antivirales, consúltalo con tu médico o farmacéutico.

Alimentos y suplementos alimenticios ricos en lisina

A través de la alimentación, también es posible fortalecer el sistema inmunológico y mantener a raya el virus del herpes labial.

Es recomendable reducir el consumo alimentos como el chocolate y los frutos, ya que contienen un aminoácido llamado arginina, que puede favorecer el desarrollo del virus del herpes labial.

Consumir alimentos ricos en vitaminas y minerales, especialmente en lisina, podría ser muy beneficioso para prevenir la aparición de un herpes labial. Este aminoácido esencial para el organismo puede obtenerse a través de alimentos tanto de origen animal como de origen vegetal:
Productos lácteos
Carnes, huevos
• Pescado
Legumbres
Espinacas y espárragos

Complementar tu dieta diaria tomando un suplemento de multivitaminas que contenga lisina, también pueden ser una alternativa para asegurarte que recibes todas las vitaminas y minerales esenciales para mantener un sistema fuerte para evitar cualquier tipo de infección.

Remedios caseros para herpes labial

Puedes probar alguno de estos remedios caseros para herpes labial como tratamiento alternativo, aunque no son curativos, pueden ofrecer un alivio del dolor y reducen las molestias producidas por este virus:

  • Hielo –Podría ser útil para aliviar el hormigueo, el picor e inflamación que produce los primeros síntomas del herpes labial, incluso antes de hacerse visible. Se puede utilizar un puñado de hielo en una bolsita de plástico o envuelto en una gasa de algodón y aplicar sobre la zona afectada durante unos minutos.
  • Bolsas de té – Cuando ya ha salido la calentura o las ampollas del herpes en el labio o alrededor de la boca, puedes utilizar una bolsita de té negro empapada sobre la zona a tratar para aliviar el dolor y favoreciendo el proceso de curación.
  • Ajo – Por sus propiedades antivirales y antisépticas, el ajo es muy versátil y utilizado en numerosos remedios caseros. Puedes partir un diente de ajo por la mitad y aplicarlo directamente sobre la zona afectada, durante un par de minutos y frotándolo suavemente.
  • Aloe Vera – ¡Calmante y cicatrizante! El aloe vera es excelente para favorecer el proceso de curación de la herida que produce el herpes labial así como para calmar y recuperar la piel. Utiliza una hoja de aloe vera, pártela por la mitad con un cuchillo, extrae el gel de aloe vera y aplícalo con un algodón sobre la zona afectada.

Eccema

El eccema es un término utilizado para las afecciones de la piel cuando se produce una inflamación de la piel y que puede causar enrojecimiento, picazón y sequedad. Es un tipo de salpullido no contagioso en la piel y el eccema más común es la dermatitis atópica.

Aunque el eccema puede afectar a adultos y niños, generalmente es más común en bebés, ya que se desarrolla durante la infancia.

problemas de la piel - eccema dermatitis atópica

Causas de eccema

Existen diferentes tipos de eccemas y cada uno de ellos está causado por una alteración en los glóbulos blancos que desencadenan una reacción en el sistema inmune, sobre todo ante sustancias externas como telas sintéticas y detergentes, ya que son productos químicos que pueden secar la piel. En algunos casos, también puede producir eccema la sudoración y el estrés.

Tratamiento del eccema

El eccema puede ser tratado de varias maneras.

  • Productos disponibles en farmacias – Se incluyen los antihistamínicos y las cremas de esteroides como la cortisona.
  • Productos naturales – Se incluyen los suplementos alimenticios para el eczema como el té verde y el aceite de onagra, que ayudan a reducir los niveles de estrés así como equilibrar las hormonas, especialmente en las mujeres.

Acné

El acné es una afección cutánea muy común entre los adolescentes, pero puede aparecer a cualquier edad cuando se produce un exceso de sebo en la piel y haciendo visible una erupción de granos o espinillas negras en la piel, que en los casos más severos pueden ocasiones cicatrices.

Causas de Acné

Uno de los factores más frecuentes que pueden provocar acné es el cambio o desequilibrio hormonal, que juega un papel importante durante la pubertad, el ciclo menstrual y el embarazo.

Otras causas que pueden provocar acné son algunos medicamentos y la alimentación. Las dietas que son altas en azúcar y carbohidratos, podrían desencadenar brotes de acné.

problemas de la piel - acné

Tratamiento acné

El acné puede ser tratado de varias maneras, aunque la clave para tratar el acné es la prevención:

  • Limpieza regular de la piel haciendo uso de productos antiacné con peróxido de benzoilo.
  • Dieta equilibrada y a través de una alimentación adecuada para prevenir el acné.
  • Tomando un suplemento de aceite de onagra, para regular las hormonas de forma natural.
  • Aplicando aceite esencial de árbol de té en la zona afectada: Este aceite posee propiedades antisépticas excelentes para la piel, puede utilizarse unas gotas en estado puro o aplicado con un algodón húmedo y mezclando unas gotas con la crema facial diaria.

Psoriasis

La psoriasis es una afección cutánea crónica inflamatoria no contagiosa que generalmente aparece en rodillas, codos, en la parte baja de la espalda y en el cuero cabelludo.

Los síntomas más comunes son la aparición de placas rojas con áreas escamosas, que suelen acompañarse de picor, irritación y sequedad en la piel.

La psoriasis no es peligrosa pero podría resultar molesta y dolorosa. Puede afectar a hombres y mujeres de mediana edad así como jóvenes al final de adolescencia, y parte de la población con predisposición a verse afectada por psoriasis, podrían ser aquellas personas con antecedentes familiares, ya que es un factor hereditario.

Causas de psoriasis

Las causas que podrían desencadenar la psoriasis, podrían asociarse con factores inmunológicos, genéticos, psicológicos y medioambientales, donde destaca especialmente:
Estrés y tensión emocional o psicológica
– Infecciones crónicas
– Cambios en el clima
– Algunos medicamentos

Tratamiento psoriasis y remedios caseros

La psoriasis no tiene cura, sin embargo dependiendo de cada persona y de la gravedad, se puede tratar con medicamentos y suplementos para la psoriasis que ofrecen alivio del dolor, reducen la inflamación y favorecen el proceso de curación y recuperación de la piel.

problemas de la piel - psoriasis

Medicamentos de uso tópico

Hay disponible en farmacias algunos medicamentos en cremas y lociones de uso tópico, elaborados con componentes específicos para tratar la psoriasis. Deben de ser utilizados bajo supervisión médica o recomendados por un profesional de la salud.

Remedios caseros

Los tratamientos médicos para la psoriasis también pueden ser combinados con remedios caseros ayudando a reducir la inflamación, así como reparar y suavizar la piel.

  • Baños de sol y agua salada – La playa y las zonas costeras son excelentes para la psoriasis, ya que quien sufre esta afección cutánea, la piel puede mejorar sus lesiones gracias a los rayos UV. Protege tu piel con un factor de protección alto y adecuado para tu piel, y disfruta en verano de ir playa, evitando la exposición en las horas centrales del día.
  • Alimentación rica en fibra, frutas y verduras Mantener el hígado en buen funcionamiento, es esencial para tratar la psoriasis, para ello los alimentos que consumimos juegan un importante papel. Presta atención a tu alimentación y si tienes psoriasis, recomendamos:
    – Abundantes alimentos ricos en fibra como las legumbres, frutas y verduras.
    – Aumentar el consumo de agua para ayudar a eliminar toxinas.
    – Moderar y reducir el consumo de carnes rojas y lácteos, ya que son proteínas más difíciles de digerir.
    – Tomar suplementos de cardo mariano, ya que podría ayudar a mantener el hígado libre de toxinas de forma natural.
  • Bicarbonato de sodio para el picor Se puede disolver en agua y mezclar 1 taza y media de bicarbonato en 11,5 litros de agua. Esta solución puede aplicarse con un algodón o gasas en las zonas afectadas para aliviar el picor y reducir la inflamación.
  • Aceite de aguacate para hidratar – Es rico en ácidos grasos que ayudan a hidratar y nutrir la piel en profundidad, especialmente indicada para humectar la piel, ayudando a aliviar el picor, la sequedad de la piel y previene los brotes de psoriasis. Puedes utilizarlo sólo o combinado con tu crema hidratante diaria facial y corporal.

Y tú, ¿qué tratamientos naturales y remedios caseros utilizas o has probado para estas afecciones de la piel?

Imágenes Herpes labial, Dermatitis atópica, Acné y Psoriasis de Shutterstock

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *