fbpx

Actuar hoy para prevenir el cáncer profesional de mañana

Comparte si te ha gustado
prevenir el cáncer profesional de mañana

En el marco de las publicaciones del Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo orientadas a difundir información para un trabajo sin riesgo, hoy recogemos el contenido del folleto destinado a aportar datos con objeto de prevenir el cáncer profesional.

¿Qué es el cáncer profesional?

El cáncer es una de las primeras causas de mortalidad en la sociedad actual. El cáncer es una enfermedad compleja, cuya aparición puede ser debida a uno o varios de los siguientes factores:

  1. Modo de vida: alimentación, tabaco, alcohol
  2. Factores ambientales: contaminación
  3. Factores familiares o genéticos.
  4. Factores laborales: químicos, físicos, biológicos…

Debido a este carácter multifactorial, es difícil, incluso imposible, saber en qué medida ha contribuido cada factor a un caso individual.

Sin embargo, hay dos cosas claras:

  1. Las personas que en su trabajo están en contacto con agentes cancerígenos tienen una probabilidad mucho mayor que el conjunto de la población de contraer ciertos tipos de cáncer.
  2. El cáncer profesional tarda normalmente muchos años en manifestarse (hasta 40 años), por lo que en general los casos aparecen cuando el trabajador o trabajadora ha cambiado de trabajo e incluso cuando ya está jubilado/a. Por eso es tan difícil relacionar los cánceres de las personas mayores con trabajos que tuvieron muchos años antes y que quizá fueron una de las causas de su enfermedad actual.

De ahí que sea muy importante evitar la exposición a agentes cancerígenos en el trabajo. De esta forma se evitarían miles de futuros cánceres.


Te puede interesar:


Medidas para prevenir el cáncer de próstata

¿Cómo puedo entrar en contacto con agentes cancerígenos?

Inhalación

En el caso de sustancias químicas, lo más frecuente es que el contacto se establezca por inhalación, respirando las sustancias en forma de polvo o de vapores producidos durante su utilización.

Contacto

El contacto puede producirse también a través de la piel al tocar piezas, trapos u otros objetos impregnados de la sustancia cancerígena.

Ingestión

Aunque menos frecuente, también es posible la ingestión, al llevarse a la boca las manos sucias, por ejemplo.

¿Cómo actúan las sustancias cancerígenas?

Cuando la sustancia cancerígena ha penetrado en el organismo, ya sea a través de los pulmones, la boca o la piel, pasa a la sangre y desde allí alcanza los órganos (pulmón, hígado, riñón, vejiga de la orina…) en los que algún día podrá desarrollarse un cáncer profesional.

Qué hacer tras un de un accidente laboral

¿Y si estoy en contacto con una cantidad muy pequeña?

Para las sustancias cancerígenas no existe ningún nivel de seguridad. Aunque se esté en contacto con cantidades muy pequeñas, existe un riesgo de contraer cáncer. Por eso es importante evitar todo contacto con sustancias cancerígenas.

Lógicamente, el riesgo de contraer cáncer será tanto mayor cuanto más intensa y prolongada sea la exposición a la sustancia cancerígena.

¿Hay agentes cancerígenos en mi trabajo?

Aunque los agentes cancerígenos más frecuentes en el medio laboral son sustancias químicas, como el amianto, el benceno, los cromatos, el tricloroetileno, el polvo de madera y otros, también tienen efectos cancerígenos ciertos agentes físicos como los rayos X o los rayos ultravioleta y algunos agentes biológicos, como los virus de la hepatitis B y C.

Para saber si una sustancia química es cancerígena debe prestarse atención a lo indicado en la etiqueta de su envase. Si una sustancia es cancerígena, en su envase figurará uno de los pictogramas de la imagen.

Aunque desde el año 2010 ya es obligatorio el etiquetado de los envases de productos químicos con los pictogramas de peligrosidad actualmente vigentes, todavía es posible encontrar muchas sustancias que se envasaron con anterioridad y que, por tanto, conservan los pictogramas antiguos, aun así muchos botes de productos químicos como es el caso de las lejías no ponen el nombre.

Relación de los actuales pictogramas de peligrosidad de los productos químicos con los antiguos

Autor de la imagen Lorenzo Profe

Y, además, alguna de las frases de seguridad siguientes:

  • R 40 – Posibles efectos cancerígenos.
  • R 45 – Puede provocar cáncer.
  • R 49 – Puede provocar cáncer por inhalación.
  • H 350 – Puede provocar cáncer.
  • H 351 – Se sospecha que provoca cáncer.

Leer la etiqueta es fundamental en cualquier caso.

Y recuerda, el cáncer profesional puede tardar muchos años en manifestarse normalmente (hasta 40 años). Por eso es tan importante adoptar las medidas de prevención adecuadas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *