Enfermedad de Parkinson: causas, síntomas y tratamiento

En este artículo encontrarás amplia información sobre la Enfermedad de Parkinson, sus causas y síntomas así como algunas medidas a adoptar para tratarla: desde qué comer hasta qué tipo de ejercicios realizar cada día.

La enfermedad de Parkinson degenera las neuronas (localizadas en los ganglios basales del cerebro) responsables de la producción de dopamina neurotransmisor responsable de la coordinación y control de los movimientos.

Esta enfermedad afecta a más de 100.000 personas en España;, su incidencia aumenta a partir de los 60 años y es común en ambos sexos, pero es más frecuente en hombres. También se han observado casos de Parkinson en personas jóvenes.

Causas de la enfermedad de Parkinson

Sus causas son desconocidas si bien se conocen causas genéticas porque la enfermedad se transmite a las generaciones familiares posteriores (de padres-hijos-nietos).

Otras causas son determinados medicamentos, toxinas y una mala alimentación que favorece el depósito de radicales libres en las células, degenerándolas.

Síntomas de la enfermedad de Parkinson

Temblor: consistente en un movimiento rítmico de un miembro hacia delante o detrás, generalmente al principio son las manos. Se agudiza en reposo y desaparece con el sueño.

Rigidez: falta de flexibilidad muscular. Los grupos musculares actúan de manera que al contraerse unos músculos otros se relajan. Si este mecanismo falla los músculos se tensan demasiado originado rigidez.

Bradicinesia: movimiento muy lento acompañado de pérdida de movimiento espontáneo y automático. Se lentifican mucho los movimientos en estos enfermos.

Inestabilidad postural: se caen con facilidad, la cabeza y los hombros caen hacia adelante y la forma de andar empeora, el enfermo da pasos cortos y rápidos para mantener el equilibrio y se para a la mitad del camino.

Cara de máscara por la rigidez y pérdida de expresividad.

Dificultades para tragar y masticar, favoreciendo la acumulación de saliva y alimentos en la boca.

Afasia o dificultades para hablar.

Incontinencia o dificultades para orinar de algunos enfermos, debido a deficiencias del sistema nervioso que regula la actividad muscular de la vejiga.

Estreñimiento causado por enlentecimiento del ritmo intestinal.

Trastornos del sueño como somnolencia y pesadillas.

Depresiones. Demencia en estadios avanzados.

Se diagnostica partiendo de la sintomatología y exploración de los temblores y movimientos del paciente. Se confirma mediante TAC craneal observando las lesiones en la región mesencefálica del cerebro.

Cómo tratar la Enfermedad de Parkinson

Tratamiento de la enfermedad de Parkinson

La comida debe trocearse en trocitos muy pequeños o batirse en forma de purés para facilitar su masticación y deglución por parte del paciente.

La ropa debe ser con cierre en cremalleras pues los botones son muy complicados para estos pacientes. Los zapatos deben ser fáciles de poner y sin cordones.

Es muy importante prevenir las caídas. Para ello, conviene evitar las alfombras resbaladizas y los objetos más accesibles para estos enfermos así como instalar manillas en las paredes de los baños y asientos elevados en las bañeras y lavabos.

Plan de alimentación adecuado para la enfermedad de Parkinson

Se aconseja una dieta rica en alimentos antioxidantes, vitaminas del grupo B1 que reducen la producción de dopamina, niacina o B3 que es necesario para el metabolismo de las neuronas, vitamina E con acciones antioxidantes y preventivas y en fibra para combatir el estreñimiento.

Los alimentos antioxidantes reducen la influencia negativa de los radicales libres sobre las células del cerebro evitando su degeneración, lo cual mejora la memoria, la motilidad y ayuda a reducir los temblores. Entre estos alimentos se aconsejan:

También es muy recomendable el consumo de alimentos ricos en fibra como los panes integrales, los cereales integrales, las frutas y las verduras.

  • Las frutas recomendadas son la manzana, pera, ciruelas, fresas, frambuesas, zarzamoras, nectarinas, naranjas, limones, pomelos.
  • Las verduras recomendadas son espinacas, acelgas, brócoli, pimientos, tomates, remolachas, alcachofas, espárragos, calabazas, patatas, pepinos.

Rehabilitación física para la enfermedad de Parkinson

Esta rehabilitación está basada en ejercicios de gimnasia que ayuden a mejorar las funciones musculares y el tono de los músculos afectados. Se deben repetir varias veces al día.

Hombros

Ejercicios de subir y bajar hombros y hacer movimientos circulares de delante-atrás.

Codos

Flexionar el codo y extenderlo varias veces. Flexionar el codo acercando la mano al hombro y a la espalda.

Muñecas

Mover las muñecas describiendo un círculo hacia un lado u otro lado.

Cuello

Flexionar la cabeza hacia delante y atrás. Mover el cuello hacia ambos lados.

Piernas

Sentado en una silla efectuar el movimiento de pedaleo de bicicleta con ambas piernas. Flexionar y extender las rodillas y los tobillos varias veces.

Fuentes

Imágenes de Shutterstock: Enfermedad de Parkinson y Enfermo de Parkinson

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *