7 razones por las que debemos comer vegetales a diario

Todos los vegetales de los que podemos alimentarnos: frutas, verduras, cereales, legumbres, hortalizas… están en el punto de mira de quienes buscan una alimentación saludable para una mejor calidad de vida.

Sin embargo, el consumo de alimentos de origen animal y los alimentos procesados sigue en auge, aunque la Organización Mundial de la Salud nos advierte que ingesta escasa de vegetales está entre los primeros factores de riesgo de mortalidad.

Lo cierto es que los alimentos vegetales nos ayudan a prevenir numerosas enfermedades graves, a mantenernos más jóvenes y llenos de energía por mucho más tiempo.

Y esto se debe a la extraordinaria variedad de nutrientes que contienen, y esa virtud de ser muy afines con nuestras propias células haciendo que podamos absorberlos más rápida y fácilmente.

A continuación te decimos las 7 razones por las que debemos comer vegetales todos los días y te convencerás de los beneficios que suponen para tu salud.

Son antioxidantes

Constantemente nuestro organismo es bombardeado por los radicales libres, especies químicas altamente reactivas que desvirtúan las biomoléculas y evitan que éstas cumplan adecuadamente sus funciones.

Estos radicales libres provienen tanto del exterior como de las reacciones que tienen lugar dentro de nuestras células.

¿El resultado? Envejecimiento y deterioro de nuestros órganos que da lugar a enfermedades degenerativas.

Los vegetales están repletos de sustancias antioxidantes que reaccionan con los radicales libres antes de que éstos nos causen daños.

Están presentes en los compuestos que le otorgan a las frutas y vegetales esas ricas y profundas tonalidades, rojo, naranja y violeta.

La naturaleza ha dotado a las plantas de estos compuestos para su propia defensa, y son muy compatibles con nuestras propias células.

Consumiendo vegetales podemos aprovechar estas sustancias para combatir los radicales nocivos que afectan nuestros sistemas y nuestra piel.

Existen diversos compuestos antioxidantes en las plantas:

  • Licopeno
  • Quercetina
  • Resveratrol
  • Allicina
  • Catequinas
  • Curcumina

Y muchos otros más, altamente beneficiosos para todo el organismo.

Tienen vitaminas

Las vitaminas son sustancias que el cuerpo requiere para llevar a cabo múltiples procesos. Debemos obtenerlas de los alimentos.

Su carencia produce diversas enfermedades severas que incluso pueden causar la muerte.

Al comer vegetales a diario aseguramos la ingesta de todas las vitaminas que el organismo necesita para funcionar correctamente, pues los vegetales las poseen en abundancia.

Las vitaminas pueden ser de tipo liposoluble, de las cuales almacenamos una reserva en nuestras células adiposas, o bien de tipo hidrosoluble, que se eliminan con la orina y deben ser repuestas a diario.

Y esto lo logramos consumiendo vegetales a diario. Los vegetales vienen en muchas variedades y se adquieren fácilmente, para garantizar la ingesta diaria de vitaminas.

Son ricos en  minerales

El organismo necesita pequeñas cantidades de minerales para funcionar correctamente: sintetizar hormonas, formar los tejidos y en reacciones enzimáticas.

Ejemplos de minerales necesarios para el organismo: calcio, sodio, potasio, hierro, zinc, manganeso, cobre, molibdeno y otros. Y al igual que sucede con las vitaminas, los vegetales están repletos de ellos.

Para proporcionarle al organismo los minerales que necesita, una buena idea es tomar zumos o licuados de frutas y vegetales, preferiblemente en ayunas, cada día.

Con el estómago vacío, la absorción de vitaminas y minerales es más eficiente.

De ser posible, la fruta debe ser consumida con piel o cáscara, bien lavada para eliminar partículas, ya que en la cáscara se concentra el mayor contenido de minerales.

Y si se trata de vegetales cocidos, lo mejor es aprovechar el agua de la cocción para sopas y salsas.

Ayudan al proceso digestivo

Algunas frutas contienen enzimas que ayudan a la digestión. Las enzimas son proteínas presentes en todas las células, sin las cuales las reacciones químicas serían extremadamente lentas.

Cuando existen déficits enzimáticos en la digestión, ésta se enlentece, permitiendo que los alimentos en digestión fermenten, causando pesadez, dispepsias, flatulencias, alergias e infecciones.

Las frutas con mayor contenido enzimático beneficioso para la digestión son:

Todas estas enzimas facilitan la digestión de las proteínas, reduciendo la sensación de pesadez y disminuyendo las inflamaciones.

Contienen fibra

La fibra es esa parte de los vegetales que no digerimos, pero que las bacterias del tracto digestivo fermentan, con efectos beneficiosos para la salud.

Todos los vegetales contienen tanto fibra soluble, la que se disuelve en agua, como insoluble, que no se disuelve.

La fibra trae muchos beneficios al organismo:

  • Contribuye en la pérdida de peso, ya que brinda una sensación de llenura que evita que comamos en exceso.
  • Combate el estreñimiento, suavizando la consistencia de las heces, para que el colón no se vea sometido a esfuerzo excesivo, previniendo hemorroides y síndrome de colon irritable.
  • Regula los niveles de colesterol y de azúcar en sangre, para prevenir enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Fortalecen el sistema inmune

Las vitaminas y antioxidantes contenidos en los vegetales, protegen las células y ayudan a fortalecer al sistema inmune, en particular las vitaminas C y E.

La vitamina C es excelente para combatir el estrés que debilita al sistema inmune, haciendo que seamos proclives a contraer infecciones.

Asimismo, combaten la inflamación, para prevenir afecciones autoinmunes, como la artritis reumatoide.

Las frutas, además de contener vitaminas, ayudan a eliminar las toxinas acumuladas.

El aporte de calcio por parte de los vegetales de hoja verde, es un elemento importante para disminuir la inflamación, además de promover las células linfoides innatas.

Estas células son muy importantes en la respuesta inmune ante las infecciones.

Y hay vegetales con propiedades antimicrobianas y antifúngicas, como las zanahorias, el rábano picante, las cebollas y el ajo.

Para el tratamiento de gripes y resfriados, nada mejor que un buen caldo con muchas zanahorias, cebollas y ajo.

Comer vegetales para tu salud

Versátiles, económicos y de bajas calorías

Los vegetales son tan nutritivos y, además, se les puede preparar de innumerables formas: crudos y cocidos. Como acompañantes de la proteína animal, son insuperables.

Además, son imprescindibles en cualquier plan de pérdida de peso o para mantener el peso saludable, ya que tienen pocas calorías, aportan nutrientes de calidad y sobre todo mucha energía.

Los vegetales son alimentos más estables que los de origen animal, muchos de ellos se pueden mantener crudos y bien conservados con más facilidad, sin que se requieran grandes cantidades de sal.

En las frutas y vegetales de temporada, están las mejores opciones, porque se cosechan en el momento óptimo, cuando la calidad de sus nutrientes es mayor y gracias a la oferta, el precio disminuye.

Con tantas ventajas a su favor, ¿a qué esperas para comer vegetales cada día?

 

Este artículo es cortesía de Ricardo Perez de Nutricioni

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by wp-copyrightpro.com