Verduras antioxidantes: propiedades del calabacín y de las berenjenas

Ambos, calabacín y berenjena, son verduras antioxidantes aunque el calabacín tiene también propiedades depurativas.

Igual que en la entrada anterior, además de exponer las propiedades de cada una de estas verduras antioxidantes, te dejo un enlace a una receta de una ensalada compuesta de pimientos, berenjenas y otras hortalizas asadas, la escalivada.

Propiedades del calabacín

Se trata de una verdura rica en carbohidratos, agua y fibra; vitaminas: A, C y B9, sales minerales: potasio, fosforo, magnesio y calcio; el calabacín es escaso en hierro, zinc, selenio, manganeso y cobre, proteínas y grasas.

Se recomienda su consumo crudo en ensalada, cocido, asado, relleno, a la plancha y guisado con carnes y pescados.

Sus acciones terapéuticas son:

  • Beneficia al sistema inmunológico y protege frente a las infecciones.
  • Excelente diurético que ayuda a superar las cistitis, cálculos renales, hipertensión arterial, retención de líquidos y edemas. Tiene acciones depurativas y desintoxicantes por su riqueza en potasio.
  • Beneficia la función de contracción y relajación de la musculatura corporal debido a su alto contenido en magnesio.
  • Mantiene unas correctas funciones cerebrales, gracias a su abundancia en fósforo, lo cual puede ayudar a evitar el deterioro cognitivo de la vejez.
  • Es laxante como consecuencia de su alto contenido en fibra. Tiene una acción vermífuga que ayuda a la eliminación de lombrices intestinales en casos de parasitismos.
  • Protege la piel, tiene una potente acción cicatrizante de heridas y quemaduras debido a su alto contenido en vitamina C.
  • Protege contra la anemia y trastornos gastrointestinales por su riqueza en ácido fólico.
  • Retrasa el envejecimiento y la aparición de enfermedades degenerativas tales como cáncer, cardiovasculares, Alzheimer, Parkinson, etc., gracias a la acción antioxidante de las vitaminas A, C, E, el zinc y el selenio.

Verduras antioxidantes: el calabacín

Propiedades de la berenjena

Es un alimento rico en agua, carbohidratos, vitaminas: A, B, C y E, sales minerales: muy rica en potasio, fósforo y magnesio, en menor cantidad contiene calcio, hierro, zinc, sodio, manganeso, cobre y selenio y fibra y escaso en proteínas y grasas.

Se debe consumir a menudo, asada, a la plancha o guisado.

Los beneficios de la berenjena son múltiples:

  • Excelente antidiabético por su alto contenido en fibra, que contribuye a absorber los altos niveles de glucosa del organismo. Además contiene pocos hidratos de carbono.
  • Alimento depurativo y desintoxicante por su riqueza en potasio.
  • Se aconseja su consumo en casos de insuficiencia hepática ya que estimula la secreción de bilis.
  • Mejora el funcionamiento del sistema inmunológico, lo cual potencia las defensas frente a infecciones, gracias a la vitamina C.
  • Potencia el funcionamiento cardiaco y muscular por su contenido en magnesio.
  • Propiedades curativas y balsámicas de su pulpa machacada que alivia las quemaduras solares y los dolores reumáticos.
  • Previene la anemia debido a su riqueza en hierro y ácido fólico.
  • Mejora la circulación y el funcionamiento del sistema nervioso. Evita el insomnio, debido a su alto contenido en potasio y algo de sodio.
  • Es una de las verduras antioxidantes por excelencia: retrasa el envejecimiento debido a su riqueza en vitaminas A, C y E, selenio y zinc. Previene las cardiopatías y el cáncer de estómago.

Verduras antioxidantes: las berenjenas

¿Cuál de estas dos verduras antioxidantes prefieres? ¿O te gustan ambas tanto cocinadas juntas como por separado?

Fuentes

 

Comentarios
  1. jose
    • Paloma Pérez
  2. Maria Concepción
    • Paloma Pérez del Pozo
  3. Ana
    • Paloma Pérez del Pozo
  4. Cain Sancho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *