Tipos de diabetes y alimentación recomendada

En este artículo encontrarás información sobre los tipos de diabetes y alimentación recomendada para prevenirla.

¿Sabías que la diabetes mellitus afecta al 15% de la población aunque más de la mitad no son conscientes de que la padecen?

La diabetes es un trastorno del metabolismo de los azúcares que genera un exceso de azúcar en la sangre u orina.

Las causas son producción insuficiente de insulina por las células beta del páncreas, mal aprovechamiento de la insulina, falta de ejercicio físico y dieta inadecuada.

Sus síntomas son sed anormal, apetito constante, sequedad de boca, cansancio extremo, micción frecuente, pérdida de peso repentina, lentitud en la curación de las heridas, visión borrosa e infecciones recurrentes.

Los niveles sanguíneos normales de glucosa son hasta 100 mg /dl. Cuando los niveles ascienden es necesario comprobar la diabetes mediante la curva de glucosa (2 curvas de glucosa con 200 mg/ dlala 2º hora y la hemoglobina glicosilada superior a 6,5 %). Si no se confirma la diabetes, se puede sospechar en una alteración del metabolismo de los hidratos de carbono o en una prediabetes.

La prediabetes es un cuadro clínico asintomático caracterizado por niveles altos de glucemia, curva de glucosa normal o inferior a 155 mg/dl a las 2 horas y hemoglobina glucosilada entre 5,7 y 6,4%. Predispone a la diabetes tipo 2 y a complicaciones cardiovasculares.

Sigue el tablero Diabetes de Alimenta tu bienestar en Pinterest.

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1 o insulino-dependiente

La diabetes tipo 1 o insulino-dependiente caracterizada por la deficiencia de insulina en la sangre debido a un páncreas que produce poca insulina.

Son personas jóvenes que desencadenan la diabetes de manera repentina como consecuencia de una infección vírica, una intoxicación o una reacción autoinmune y necesitan administrarse insulina diaria toda la vida. Sin insulina estas personas morirán.

Diabetes tipo 2 o no insulino-dependiente

La diabetes tipo 2 o no insulino-dependiente que aparece a partir de los 40 años, caracterizada por una incapacidad de las células de absorber la insulina de la sangre aunque su evolución es mucho más lenta que la diabetes juvenil.

Los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 son la obesidad, mala alimentación, falta de actividad física, edad avanzada y antecedentes familiares de diabetes.

Las personas con diabetes tipo 2 podrían pasar muchos años sin saber de su enfermedad debido a que los síntomas tardan años en reconocerse. Muchos de ellos son diagnosticados con complicaciones como las alteraciones visuales o retinopatías, cardiopatías coronarias, problemas cerebro-vasculares, nefropatías e insuficiencia renal, infecciones recurrentes y gangrena de los miembros.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional se diagnostica en una fase avanzada del embarazo y se debe a que el organismo no puede producir ni utilizar la cantidad suficiente de insulina necesaria para la gestación. El bebé ya está bien formado aunque siga creciendo y es necesario controlar los niveles de glicemia para evitar problemas en el bebé.

Diabetes y alimentación preventiva

La prevención de la diabetes incluye: dieta adecuada, ejercicio físico y el control periódico de los niveles de glucemia con un médico.

Diabetes y alimentación adecuada

1. Alimentos con azúcares de absorción lenta o hidratos de carbono complejos

Entre estos se hallan las legumbres, el arroz, el pan integral, los cereales integrales, las patatas y las manzanas y peras. El organismo absorbe poco a poco estos alimentos y facilita que el nivel de azúcar en la sangre pueda ser más bajo que cuando se ingieren alimentos que liberan rápidamente sus azucares.

Los alimentos ricos en azúcares simples como la pastelería, bollería, dulces, caramelos y pan blanco liberan rápidamente los azúcares a la sangre y elevan la glucemia.

  • Verduras: muy bien toleradas por los diabéticos y con bajo aporte calórico que las recomiendan porque evitan la obesidad de los diabéticos tipo 2: el brécol, el repollo, la coliflor, la endivia, la escarola, la lechuga, la judía verde, el guisante o el pepino.
    La alcachofa contiene cinarina que reduce el nivel de azúcar en la sangre.
    El apio y el aguacate regulan los niveles de glucosay colesterol en la sangre y neutralizan el exceso de ácidos.
    La cebolla reduce el nivel de glucosa sanguíneo y alcaliniza la sangre.
    El champiñón que produce una elevada mejoría contra la diabetes y aporta proteínas y vitaminas del grupo B.
    La patata proporciona hidratos de carbono complejos y fibra y facilita la liberación continua y lenta de glucosa durante su digestión.
  • Frutas: todas ellas son muy necesarias porque tienen propiedades antioxidantes que protegen a las células del daño causado por el exceso de azúcar en el medio extracelular.
    Son recomendables las manzanas y las peras, ricas en pectina, fibra soluble con propiedades antidiabéticas.
  • Legumbres: toda clase de legumbres contribuyen a reducir los niveles de glucosa sanguínea en los diabéticos gracias a su contenido en fibra, magnesio y a la peculiar estructura histológica de sus semillas.
  • Frutos secos: semillas de girasol o calabaza, ya que son pobres en hidratos de carbono y proporcionan ácidos grasos de fácil asimilación junto con vitaminas B, E y minerales.

2. Alimentos ricos en zinc, magnesio y cromo

Los alimentos ricos en zinc, como el apio y los espárragos, los ricos en magnesio, como las judías verdes, las espinacas, la verdolaga o germen de trigo y los alimentos ricos en cromo como la levadura de cerveza, estimulan la producción de insulina.

3. Alimentos ricos en proteínas y bajos en grasas

Los alimentos vegetales proteicos son las legumbres y el tofu, las carnes magras de pavo y pollo, el pescado azul, como el salmón y la trucha y los lácteos desnatados. Las verduras y frutas son alimentos de poca grasa.

4. Alimentos ricos en ácido omega-3

Estos alimentos disminuyen el colesterol y mejoran la circulación. Son fuentes ricas de Omega-3 el pescado azul y las semillas de linaza.

La alimentación de la persona diabética

Diabetes y alimentación a evitar

  1. Los alimentos procesados con hidratos de carbono de rápida absorción como el pan blanco, las pastas, los caramelos, las bebidas azucaradas, los chocolates, los dulces y los frutos secos (salvo por los arriba mencionados), que incrementan de manera rápida los niveles de glucosa sanguíneos. El chocolate es rico en azúcar y grasas que son nocivos para los diabéticos. La miel está formada a partes iguales de fructosa y glucosa y produce bruscos aumentos en la glucemia sanguínea.
  2. Disminuir el consumo de zumos envasados, exceso de frutas y vegetales muy abundantes en azúcares como las uvas, los higos y los dátiles.
  3. Reducir el consumo de alimentos ricos en grasas animales o vegetales saturadas, ya que elevan los niveles plasmáticos de colesterol y fomentan la obesidad. Entre estos se mencionan el consumo elevado de carne grasa, embutidos y leche entera.
  4. Evitar el consumo de mariscos contaminados con virus y bacterias que provocan infecciones graves en los diabéticos.
  5. Disminuir el consumo de sal, ya que las personas diabéticas tienen una mayor propensión a la hipertensión.

Si padeces algún tipo de diabetes, ¿te resulta difícil seguir la dieta adecuada para evitar complicaciones?
¿Conoces a alguien con este problema que no tenga en cuenta las recomendaciones alimenticias expuestas?

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *